El vídeo contiene un poema recitado, si deseas escucharlo, silencia el reproductor que se encuentra en la parte inferior derecha del blog.

Gara o Caprice, pero siempre...Sara.

Mi Libro

Image Hosted by ImageShack.us

Pulsa en la imagen y consíguelo.

martes, 29 de diciembre de 2009

♥ - El Tiempo (Cumpleaños)

El tiempo es cosa peculiar, merecedora de apuntes, medidas y memorias, causante de gritos, lágrimas y risas. El tiempo Huele a libros viejos, lluvia, barro y madera, El tiempo sabe a metal, a tiza y a mantequilla, tiene tacto de polvo, seda y lija, el tiempo conserva el olor del pelaje de animales, piel de niño y sudor de hombre, lleva aquel perfume tan conocido, mezclado con el aroma familiar de los sueños y también de sabanas y madrugada. El tiempo se escucha como un canto, un sollozo o un gemido, El tiempo se ve curiosamente similar a una puesta de sol, a edificios viejos y aun bebe recién nacido. El tiempo tiene esencia de jabón, arena y hojas caídas, de vez en cuando sabe a miel, a hígado y a café, el tiempo se oye como ladrido de perro, grito de madre y risa de niña, se siente igual que la piel arrugada, el reflejo filoso del espejo y la maraña de números y manecillas atrasadas. el tiempo tiene sazón de muerte, vida y llanto, conserva el olor del otoño y primavera, el sonido del agua sobre los platos sucios y el de esa voz tan anhelada, tiempo con fragancia a infancia y vejez, gusto a chocolate, almendras y medicina, tiene sonido de teléfono, y de mujer con apariencia de hoja en blanco, de fotografía, nubes y calendario? el tiempo pasa, corre y vuela, el tiempo se detiene y deja marcas en la piel, el tiempo no regresa, no se deja atrapar, el tiempo se libera, llega y se va.

Hoy hace un año que entré a formar parte de la familia de los blogs y me parece que fue ayer cuando coloque la primera entrada, llegué con una maleta cargadita de sueños con ganas de ser abierta y aquí le di rienda suelta a todos ellos…

Quería daros las gracias por estos 365 días junto a mí, por todas vuestras muestras de cariño y vuestro apoyo, os dejo un pequeño mimo para todos que espero que os guste, a través de él os mando un cálido abrazo.



Image Hosted by ImageShack.us




Image Hosted by ImageShack.us

martes, 22 de diciembre de 2009

♥ - Comenzando a Vivir.

Hoy tengo la gran suerte de compartir estas letras con un grande de ellas, el MAESTRO le llaman, no le conocéis?, pues no sabéis lo q os estáis perdiendo, entrar en su rincón es entrar en un mundo lleno de magia, sus relatos son un puente maravilloso hacia los sueños, donde te sientes protagonista de todos ellos.


Si quieres disfrutar de grandes escritos, pica en el enlace, de lo demás ya se encarga Luis (Calvarían), te seducirá y tocara tu corazón, con su pluma.


Su blog es: Sombra Triste

♥ - ♥ - ♥ - ♥ - ♥


La carretera polvorienta se estiraba hacia el horizonte lejano dónde se divisaba una puesta de sol espectacular. Sobre el asfalto ardiente se distinguía una sombra solitaria, encaminada hacia el atardecer. Sentía el vapor que escapaba del suelo. Lo sentía en su piel caliente después de un día de arduo caminar.

Su andadura era una incertidumbre. No sabía a dónde iba, cuánto quedaba, por qué caminaba, ni dónde se encontraba. Sólo sabía caminar, había que continuar, no podía parar ni siquiera para descansar.

Sus ojos negros descansaron sobre el horizonte, ya el sol apenas se veía, el cielo estaba completamente oscuro. En ese instante el miedo la sobrecogió, estaba sola, perdida en la nada. No quería parar pero hacía tanto que no descansaba...

Se sentó, prometiéndose que sólo sería por unos minutos, a la orilla de la carretera. Al hacer esto, su estómago se alborotó, recordó que no había comido en tres días. Divisó a unos metros un árbol lleno de bellotas, se veían maduras y su boca se hizo agua al pensar en el fruto invadiendo su paladar.

Con impaciencia comenzó a arrancar las frutas del árbol, la desesperación la llenaba, sentía el jugo deslizándose por su barbilla dejando el área pegajosa y manchada…

No importaba. Actuaba con sus impulsos y éstos le decían "come hasta la saciedad." Parecía un animal enloquecido mientras permitía que su glotonería se apoderara de sus acciones.

- No importa, - pensaba en voz alta, - todos somos locos.

Su comentario, dicho sin pensar, le recordó la razón de su estado presente.

Ella estaba loca. Al menos así lo creía la sociedad.

Era loca porque amaba a un hombre que no era su marido. Sí, otro hombre... el mismo que conoció a través de un ordenador, una noche de verano, hacía ya algunos años. Con él quería irse, marcharse. Loca... Era loca por buscar la felicidad, sin pensar en el que dirán. Loca por hacer lo que verdaderamente quería.

-¿Qué le importa al mundo mi vida?- se preguntó confundida.

Nunca pensó que su familia, antepusiera su felicidad ante los prejuicios sociales, ante el qué dirán... Todas las palabras y deseos de felicidad hacia ella, todo era mentira.

En aquella cárcel que era su casa, aprendió que la verdad no existe. No hay tal cosa como la realidad. Es un estereotipo creado por la mayoría. Lo mismo sucedía con la locura; era simplemente lo que la mayoría establecía. Por eso era que antes, pensaba mucho antes de decir o hacer algo. La razón y la lógica la guiaban. Ya eso había acabado.

Desde que se dio cuenta de todo, decidió que actuaría de acuerdo a sus impulsos. Ya no se preocuparía por el resultado de sus acciones. Dejaría que las cosas siguieran su curso natural. No le explicaría a nadie él por qué de lo que hiciera. Aprendería a vivir como está establecido pero a la vez con su locura. Era la única manera de mantener su individualidad y ser respetada como cualquier persona "normal".

Normal... Antes decía esa palabra sin pensar. En tan corto tiempo había cobrado un significado muy diferente. Se había percatado que lo normal no existía.

Despertó al sentir las gotas heladas en su cara. Se había quedado dormida a pesar de que prometió no hacerlo. Pero, ¿qué importaba? No se percató hasta unos segundos más tarde de la lluvia, que poco a poco caía más fuerte.

Entonces alzó el rostro al cielo y dejó que la lluvia la mojara, que la empapara entera. ¡Su sed! Había pasado tanto tiempo que ni la sentía.

Abrió su boca y permitió que se llenara de ese líquido portador de vida. Se sentía satisfecha. El que la viera pensaría que estaba loca. ¡Qué gracioso...! Era verdad. En este mundo todos los somos. Sólo que lo esconden bajo las máscaras de la sociedad. Todo esto pensaba bajo la lluvia.

-¡Cristian! Mi amado Cristian... ¿Dónde estarás? ¿Por qué te dejé marchar? Donde sea que estés, susúrrale al viento, que yo lo seguiré.

Comenzó a cantar. La melodía brotaba de sus labios con dulzura. Era una melodía que sólo ella conocía pues en ese preciso instante la había inventado, pensando en él.

- Algún día nos encontraremos
en ese lugar que un día juntos soñamos,
ese lugar en que podremos amarnos.
Te veré en ese lugar que sólo tú y yo conocemos
y por la eternidad allí nos quedaremos.
En ese lugar con su demente libertad,
¡Sí!, La locura nos abrazará.
Hasta que llegue ese día allí te he de esperar.

Mientras danzaba y cantaba en la lluvia en medio de aquella tormenta, un rayo partió el cielo en dos, una luz fulgurante lo iluminó todo.

El estrépito del trueno que siguió le asustó un poco, fue fuerte y autoritario por lo cual ella calló su voz y por unos instantes sólo miró el oscuro cielo, pensando en qué haría ahora.

No podía volver a su casa o a ningún lugar de su pasado porque entonces sí pensarían que estaba loca. Escapar de su casa sólo para volver... Eso era más ilógico que todo lo demás que había hecho.

No podía vagar el resto de su vida en un desierto, a la orilla de una carretera desolada.
Entonces la solución floreció en su mente. La sacudía igual que el viento que aullaba en la oscuridad de aquella noche.

- Comenzar... - pensó en voz alta, - Comenzar de nuevo.

- Huir muy lejos como siempre he querido. Huir a donde nadie me conozca y comenzar mi vida de verdad.- pensaba.

De repente, una luz resplandeciente la cegó. El sonido de un motor se hacía cada vez más cercano. Abrió los ojos y vio su salvación, un coche se acercaba el único vehículo que había visto pasar.

Se atravesó en su camino y cuando el conductor, un joven apuesto de ojos color miel, la vio, puso su pie sobre el freno y el coche hizo un alto. Le hizo señas con las manos de que entrara y ella abrió la puerta del auto.

-Entra rápido. No te quedes mojándote.

Su voz le inspiraba seguridad y entró sin pensarlo dos veces.

- Mil gracias. Pensé que nunca pasaría nadie por aquí. ¡Me has salvado!

-No hay por qué dar las gracias. Es lo que cualquier persona haría.

El joven la recorrió con la mirada desde los pies hasta la cabeza. Parecía una buena muchacha a pesar de sus ropajes rotos y sucios, su cabello enredado y alborotado, sus manos maltratadas y tan sucias como su cara.

Ella comenzó a tiritar. La humedad le calaba hasta los huesos.

-No puedes quedarte con esa ropa. Disculpa…Aquí debería haber…Si…está…-Dijo abriendo la guantera y rebuscando en su interior.

Ella le sonrió con ternura, agradecida, sin saber lo que él pretendía.

Él salió del coche, y abrió el paraguas que nunca estaba seguro si llevaba dentro del habitáculo y que había encontrado en la guantera. Se dirigió al maletero. De su bolsa de viaje sacó una camiseta blanca, un boxer, unos calcetines, unas zapatillas de cuadros de invierno, su sudadera roja y el pantalón del chándal azul, ropa que él llamaba de emergencia, algo vieja, pero cómoda. Cogió una bolsa de toallitas húmedas de su neceser y la manta de colores que tejiera su abuela tantos años antes, y que siempre llevaba cuando se dirigía a su refugio. Volvió a abrir la puerta del coche…

-Toma…supongo que te quede grande…pero más vale que te cambies enseguida no vayas a coger una pulmonía. Siento lo de parte de la ropa interior…no uso sujetador- sonrió-. Te dejo unas toallitas…seguro que te sentirás mejor. Esperaré fuera.

Ella no supo que contestar. Aquel joven no sólo la había recogido, sino que le estaba ofreciendo su propia ropa. Se mostraba educado, cortés, y profundamente caballeroso, sin conocerla. De repente le preocupó lo que estaría pensando sobre ella. Todos aquellos días huyendo de los demás, de si misma, tratando de convencerse de que no estaba loca, de que era el mundo el que estaba loco, tratando de encontrar su realidad, si es que la realidad existía para ella. Su aspecto no le había preocupado hasta ese momento.

Mientras, el joven, se subía la cremallera de la sudadera, y se encogía bajo el paraguas intentando protegerse de las ráfagas racheadas de viento y agua, preguntándose que hacía aquella muchacha sola, vagando por la carretera, con aquel día tan desapacible.

-Tiene que estar loca.-Pensó

Su cabeza comenzó a trabajar como un torbellino.

-¿Loca? Quien puede decir quien está cuerdo en este mundo. Mírate…Se podría decir que el loco eres tu…Vas a conducir toda la noche para ir a tu refugio, perdido entre las montañas, solo…En busca de que…de una inspiración que no llega…Hace días que deberías haber vuelto al trabajo y sigues confiando en que de tu atormentada mente salga algo parecido a una novela…No es estar loco, hacer este viaje…semana tras semana…siempre de noche…para nada…¿Quien eres tu para juzgar si esta joven está o no cuerda?-Pensaba

La realidad le devolvía la imagen de aquella muchacha cruzándose en su camino, empapada, mal vestida y algo sucia. Pero…Que era para él la realidad, si en su refugio era donde mejor se encontraba porque lograba abstraerse y vivir en un mundo de fantasía.

Sin darse cuenta los dos se habían planteado los mismos dilemas sobre la locura y la realidad. Sobre la vida, la tristeza, la soledad…Y, en el fondo, ambos huían, aunque de diferente manera.

Ella se había desnudado. Se sentía segura ante el comportamiento de aquel joven.

-Date prisa…Que pobre…el que se va a calar ahora es él.-Pensó

Cogió unas toallitas y refrescó su cuerpo tan maltratado en su huida. Se puso la camiseta, el bóxer, el pantalón, los calcetines y las zapatillas, sintiendo al instante el calor de la ropa limpia, mientras la suya, empapada yacía a sus pies.

-Entra por favor…Te vas a calar.

Él se giró. Sonrió al verla con su ropa, y entró, mientras ella se ponía la sudadera.

-En la guantera habrá alguna bolsa…mete tu ropa si quieres. Bueno…tu dirás…Yo me dirijo a mi refugio.

-¿Donde está?

-Muy lejos…a casi diez horas de viaje…

-Pues conduce.

-Pasaremos por un montón de pueblos y ciudades. Donde quieras te dejo. ¿De acuerdo?

-Y…tu ropa.

-No pasa nada…Te la puedes quedar, o si quieres te doy una dirección donde me la puedas devolver. Pero, no te preocupes por eso.

Ella le sonrió sin contestar. Estaba a punto de llorar. La amabilidad de aquel joven…Volvió a atormentarse por lo que estaría pensando sobre ella. Él puso el coche en marcha. La música, suave hacía el habitáculo más calido y acogedor. Ella deseó no salir de allí nunca. Por primera vez en mucho tiempo se encontraba segura y a gusto en un sitio, paradójicamente era dentro de un coche, con un desconocido. Unos minutos después, cubierta con la manta, tras abrocharse el cinturón, se durmió. Estaba tan cansada…

Las horas transcurrieron. Periódicamente se despertaba por algún ruido en la carretera o en los pueblos y ciudades que iban atravesando. Su única reacción era sonreírle y volverse a dormir. Él, cada vez que despertaba, temía que ella decidiera bajarse. Cuando ella volvía a dormirse, él sentía una inmensa sensación de alivio.

Condujo toda la noche sin que ella hiciera ademán de querer abandonar el coche, ni siquiera cuando él tuvo que parar para ir al baño y repostar gasolina. Al amanecer…llegó la última curva. Paró. Ella seguía dormida. Él quería volver a cumplir con su ritual…Salió. No llovía, las nubes no lograban cubrir el cielo por completo.

-Es maravilloso.-Dijo respirando hondo.

-Lo es. Dijo ella envuelta en la manta. Se había despertado y le había seguido.

-¿Sabes? Es un pantano. Pero yo no lo veo así. Es mi lago. Es mi lago de fantasía como si de un cuento de hadas se tratara…Mi cabaña está al fondo. Siempre paro aquí primero. Allí, a la derecha mi lugar preferido cuando llueve, una pequeña cascada de aguas cristalinas. Ven…

Él cogió su mano. Ella iba pendiente de no perder la ropa que le había prestado. Le quedaba grande.

-Despacio que pierdo las zapatillas y el chándal –Rió

-Es preciosa…-Dijo al llegar

-Cierra los ojos…escucha…el agua a mi me habla cuando le escucho.

Ella cerró los ojos y conectó con la monótona musicalidad del discurrir de las aguas de aquel pequeño torrente precipitándose sobre la superficie del pantano. Una ráfaga de aire repentina arrastró miles de pequeñas gotas que acabaron mojando sus rostros. Ella abrió los ojos, un pequeño arco iris nacía de aquella cascada…

-Abrázame.-Dijo ella

Él, sorprendido, la estrechó entre sus brazos, acogiendo su cuerpo frágil con ternura, acariciando su pelo descuidado, besando suavemente su frente, sintiendo los latidos de su corazón como si fueran los suyos. Deseó parar el tiempo, que aquel instante durara toda la eternidad. Que aquello fuera su realidad, su locura real.

Mientras, ella, con dos lágrimas surcando sus mejillas repetía…

-Comenzar de nuevo…Comenzar mi vida de verdad...




Image Hosted by ImageShack.us


jueves, 17 de diciembre de 2009

♥ - Una Princesa Distinta I.

Recorrió un buen trecho, sin plantearse la necesidad de comer o beber, cuando reparó en que el paisaje que la rodeaba había cambiado. Ya no era gris piedra sino blanco, como el hielo. En su reino no existían ni el calor ni el frío, no había cambios de estación, pero ahora se sentía temblorosa y agarrotada.

De pronto, observó a una bandada de pájaros en actitud de huida. El aire silbaba, las ramas crujían… se echó a reír.

¡Silencio! – Gritó una anciana, que la había espiado escondida entre los arbustos- me sobresaltas. ¿Es que quieres acabar conmigo?

No- respondió la princesa, lacónica - ¿Hay hombres por aquí?

La anciana la miró de arriba a abajo. La princesa estaba cubierta con una fina túnica y algo que recordaba a una piel de zorro.

Necesitas comer y abrigarte. Ven conmigo, insensata.

La anciana la condujo a una confortable casa de piedra con su establo en la que ella y su montura se sintieron inmediatamente más reconfortadas. Allí comieron en silencio… hasta que la princesa sintió curiosidad:

¿Cómo se llama este lugar?

Nos conocen como “Reino del Miedo”. Poco halagador.

¿Por qué?

Una vez entramos en guerra… y el Miedo nos venció- relató- ahora nunca miramos a nadie a los ojos, nunca confiamos en los demás, nunca abrimos las puertas de nuestras casas…

¿Y qué hago yo aquí? – preguntó la princesa, sorprendida.

Eres una excepción en mi vida… ¿Buscas a un hombre en concreto?

No sé quién es,pero busco al hombre que habrá de acompañarme a mi reino.

La anciana la miró.

¿Cómo se llama tu tierra?

Olvido.

Pues hazme caso, pasa la noche en mi casa y mañana, cuando te despiertes, te vas a la plaza del pueblo y preguntas si hay algún hombre que te quiera acompañar a Olvido.

Bien- contestó, sin percibir la ironía en la voz de la anciana.

A la mañana siguiente, antes de salir, la anciana le preparó un pequeño hatillo y la advirtió de algunas cosas.

No digo que no viajes a la aventura, porque evitarías la oportunidad de que la vida te salga al paso, pero es conveniente que seas precavida porque la mano de la vida no siempre es benéfica… llévate un par de mantas, algo de comida y algunas ropas que pertenecieron a mi nieta…

¿Qué le pasó a su nieta?- se interesó la princesa.

El Miedo caló su alma y acabó aterrada hasta por el más simple de los actos… no comía por temor a atragantarse, no salía de casa por temor a ser asaltada, no hablaba por miedo a equivocarse y, como suele suceder aquí, un buen día desapareció consumida por el terror.

La princesa asintió, con seriedad y sin más despedida, partió.

La plaza no andaba demasiado lejos. Era el centro de la aldea. Observó que la gente solía caminar a grandes zancadas, como huyendo, aunque no vieran a nadie. En Olvido ella jamás había sentido la necesidad de huir.Cuando llegó a la plaza, vio que los aldeanos intentaban no mirarla y hablar entre ellos, fingiendo que ella no existía… pero ella estaba allí

¡Buenos días, aldeanos! Busco un hombre que quiera acompañarme hasta Olvido.

Sólo un muchacho adolescente se atrevió a hablar.

¿Olvido es un reino? ¿Cómo se va allí?

Retrocediendo.

No me gusta el nombre – dijo, antes de salir corriendo.

Ella siguió insistiendo.

¿Hay algún hombre aquí que desee acompañarme hasta Olvido?

Se hizo el silencio… hasta que habló un señor de gran corpulencia, posiblemente el herrero.

Montas a caballo, aquí ninguna mujer monta a caballo. Viajas, aquí nadie viaja. Hablas con quien no conoces como si tal cosa, eso es de mala educación. Quieres arrebatarle un hombre a nuestra aldea te aseguro que nadie quiere irse de aquí… y encima, tu nariz es grande… jamás seguiría a una mujer con una nariz de ese tamaño.

Lo vitorearon, la princesa permaneció impasible.

Me han contado que hay gente tan asustada que desaparece del mundo, sin más… en cuanto a mi nariz (rió estruendosamente) jamás he visto mi cara, no debe ser muy importante.

Silencio. Nadie dijo nada. A la princesa se le ocurrió que también debían temerle a la risa.

Si un día os atrevéis, cerrad los ojos, veréis una infinita oscuridad. Eso es lo que vemos cuando nos miramos por dentro, lo que aparece cuando nos rendimos al sueño, lo que nos acompaña cuando nos encuentra la Muerte. Todos llevamos en nuestro interior esa oscuridad… sea como sea nuestra nariz.

Y se marchó, convencida de que ninguno de aquellos hombres le interesaba.

Tal vez ni siquiera sean capaces de dormir… sentir tanto miedo debe ser agotador.Así que siguió recorriendo la vía principal, dispuesta a internarse pronto en el bosque helado y salir de la aldea.

De pronto, le salió al paso un hombre extrañamente ataviado. Ella no gritó al verlo, sólo preguntó:

¿Tú eres un hombre? ¿Qué es tu indumentaria?

Soy un guerrero. Me cubre una armadura, para protegerme, y llevo además un escudo, una espada, un arco y flechas.

Tienes mucho miedo a que te ataquen.

¡Yo no tengo miedo!- gritó- ¡Soy un guerrero!

Debe costarte mucho trabajo caminar con tanto peso encima.

El guerrero mostró una franca sonrisa.

Nosotros somos fuertes y muy valientes.

Supongo- propuso ella- que me acompañarás hasta el Reino del Olvido.

¡Claro! – Se alegró el caballero- Iré allá donde tan bella dama quiera enviarme.

La princesa rió, muy divertida.

¿Bella? Hace poco un aldeano me ha acusado de tener una nariz demasiado grande… pero me da lo mismo ser bella o tener la nariz grande… - y se detuvo un instante, recordando algo… - Valiente guerrero, ¿tú duermes?

No te preocupes, gentil dama. Dormiré con un ojo abierto y otro cerrado, dispuesto a defenderte.

Eso no puede ser sano – comentó la princesa, algo preocupada.

Pero se dispusieron inmediatamente, a caminar hacia Olvido. La princesa se sentía desconcertada, si defender a una dama era el motivo de existir del caballero, ella debería velar por su salud…Caía ya el sol cuando un dragón sobrevoló los cielos. Ella admiró al poderoso ser. Seguía la misma orientación que aquella bandada de pájaros con la que se había encontrado el día anterior.

El guerrero, temblando como una hoja, preparó su arco.

Escóndete, hermosa- dijo nervioso.

¿Por qué? Disfruto contemplando a ese animal.

Voy a atacarle- la urgió, con el arco en las manos- Estamos en peligro, ponte a cubierto

¿Atacarle? – se alarmó la princesa - ¿Y qué te ha hecho?

Es un dragón, escupe fuego.

Pues no le ataques- razonó ella, imperturbable- y no deberá defenderse.

Mientras ellos hablaban, el dragón se había alejado de allí. La princesa se dio cuenta.

¿Ves?

Pero, princesa, el peligro no ha pasado. Debemos seguirle y matarlo… es muy peligroso, entiéndelo, capaz de achicharrar a quien encuentre en su camino. ¿Imaginas que atacara tu pueblo?

La princesa rió y su risa desagradó al guerrero.

No creo que el dragón ataque si no es provocado… además, nada queda capaz de arder en Olvido. Mi pueblo es de piedra y ceniza.

“Y nada por lo que luchar” – reflexionó el guerrero- “salvo tú misma”.

Cada vez se sentía menos deseoso de acompañarla. Junto a ella se sentía inútil y despreciado, cuando tantas otras habrían dado un brazo por ser escoltadas por alguien como él. Siguieron caminando. Ella reparó en que él debía sentirse muy cansado, ya que iba a pie.

¿Quieres montar un rato a caballo?- le ofreció, arrepentida por su descuido- Te veo cansado.

Él se encogió de hombros. Realmente se sentía cansado, pero era incapaz de actuar contra su sentido del honor.

Si me ofreces compartir la montura, sí. Si pretendes descabalgar del caballo, no. No permitiré que vayas a pie.

Ella tomó una decisión y se detuvo.

No me acompañes, caballero. No veo ilusión en tus ojos, sólo un desquiciante deseo de serme útil. Odio verte sufrir en mi nombre y odio pensar que vas a ir agrediendo a todo ser más grande que tú que salga al paso.

El guerrero lo meditó.

¿Y si te pasara algo?

Lo asumo.

El guerrero se echó a llorar.

La princesa se quedó asombrada.

¿Qué haces? ¿Qué sale de tus ojos?

No eres una mujer, eres un monstruo – sacó un objeto que estaba escondido en una de sus botas – pero soy responsable de ti… toma este objeto, es un puñal. Ojalá nunca debas utilizarlo.

Él se alejó, corriendo, como hubiera corrido cualquier aldeano. Ella detuvo sus ojos un momento en la afilada punta del puñal y, aceptando el regalo, siguió cabalgando con el puñal en su mano… buscando, de nuevo, una tierra en la que pudiera encontrar al hombre que la acompañara hasta Olvido.

Image Hosted by ImageShack.us





Continuará...

lunes, 14 de diciembre de 2009

♥ - Una Princesa Distinta.

Prólogo


En un reino remoto nació una princesa. No era un reino como los demás. Los reinos de las leyendas siempre están llenos de árboles, simpáticas criaturas, magia, fornidos príncipes que rinden pleitesía a la belleza… Y, paradójicamente, esas princesas nacidas en tan hermosos reinos siempre están tristes, la gente las envidia, los problemas las acosan, son víctimas de nefastos acontecimientos que ellas no pueden controlar… al final, suele surgir un hada de la suerte que las ampara ya que, pese a su escasa capacidad de resolución, las tristes princesitas alcanzan lo que las demás mujeres apenas llegan a rozar con las yemas de los dedos: La felicidad.

Pero éste no era el caso de la princesa de la que os quiero hablar. Para empezar, su reino era gris como la piedra, sin árboles, sin magia, sin simpáticas criaturas, sin príncipes cercanos que la adularan… incluso sin espejos. Nuestra princesa jamás se había contemplado en un espejo, carecía de cualquier noción acerca de la belleza o la fealdad. Tampoco era consciente de su rango puesto que los numerosos ataques que había sufrido su reino habían dejado a su familia sin súbditos. Esta princesa no estaba acostumbrada ni a dar órdenes ni a recibirlas. Nunca una queja había alterado el rictus de sus labios… sólo conocía la risa. La descubrió siendo un bebé y, reconfortada por el agradable gorjeo, la siguió repitiendo y disfrutando hasta la edad adulta.

Otro fenómeno que desconocía era el del llanto. La princesa no podía llorar. A sus padres no les preocupó, al contrario, llegaron a la conclusión de que habían sido capaces de resguardarla del dolor, su corazón estaba limpio de temores y heridas…

Pero había un problema, el primer problema de su vida. Se hacía necesario que perpetuara la continuidad de la corona. La princesa necesitaba un marido y era imposible encontrarlo en aquellas tierras gastadas… así, con un sencillo vestido y montada en un regio caballo, la enviaron sin protección alguna ni equipaje con una misión: “Busca un hombre y tráelo contigo”.

La princesa partió.

Image Hosted by ImageShack.us




Continuará

lunes, 7 de diciembre de 2009

♥ - ¿Vienes?

Ven...
Y hare de ti la figura de mis sueños,
el personaje de mi historia,
la exaltación de mis poemas,
y la razón de mi existencia...

Ven...
Y llenare tus amaneceres de luz,
tus anocheceres de estrellas,
tus días de calor y tu alma de amor...

Ven...
Y te enseñare a descubrir mis anhelos,
a caminar por mis senderos,
a soñar con mis deseos,
y a vivir con mis silencios...

Ven...
Y hare de mi ser tu morada,
de mi cuerpo tu templo,
de mis caricias tus ansias
y de mi amor tu alimento..

Image Hosted by ImageShack.us


Ven amor, te espero...

miércoles, 2 de diciembre de 2009

♥ - Cómo cada día.

Hoy cómo cada día entré en el mágico y maravilloso mundo de los sueños, en el cuál todo es posible, en dónde con sólo pensarlo puedo cambiar el sentido en que gira el universo.

Maravilloso desde que apareciste en mi vida, maravilloso porque contigo tengo un sol, un sol que da calor a mi corazón durante el día y una hermosa luna, siempre radiante y rodeada de estrellas que ilumina e inspira mis noches de soledad...

Porque en mi vida eres todo, y todo en mi vida es amor, es amor por y para ti...

Tu me abriste los ojos, por fin puedo ver, y lo único que veo es a ti, te veo en las flores que dan color al campo, en las aves que cantan y alegran la mañana, en cada pareja que por las calles van demostrándose su amor, en un niño que sonríe con la carita llena de caramelo, te veo en todas partes porque todo a mi alrededor esta lleno de amor, y tu mi amor eres eso... el amor... el amor de mi vida...

Hoy cómo todos los días, después de toda una noche de solo soñar contigo, de solo soñar que me amas, desperté pensando en ti y dando gracias a la vida por permitirme soñar, por haberte puesto en mi camino.

Hoy cómo todos los días, desperté pensando en ti, repitiendo tu nombre y anhelándote a mi lado...

Hoy cómo todos los días desperté diciendo que te amo...

Hoy cómo todos los días, desperté en ti...




Image Hosted by ImageShack.us

martes, 1 de diciembre de 2009

♥ - Va de Premio.


Image Hosted by ImageShack.us




Seo desde su blog "AQUELARRE" me hace entrega de éste décimo de la lotería de Navidad. Gracias princesa por acordarte de mí. Debo de pasarlo a 5 blogs…, la verdad es que me gustaría pasarlo a todos, porque todos lo merecéis, pero son las normas. La idea surgió del blog "Alas de Plomo" (si pincháis en el enlace aparecerá explicado con detalle en qué consiste el premio).

Los blogs elegidos son:

- Amor: "Aceptarse a uno mismo"

- Capri: "Capris Charm"

- Cecy: "Mi más profundo Silencio"

- Daphne: "Daphne con la sonrisa en la Luna"

- Estela: "Estelas en el Cielo"

Mucha suerte chicas.

viernes, 27 de noviembre de 2009

♥ - El Parque.

El está sentado en un banco esperando que el tiempo pase. Su sencillez, su dulzura y su ternura casi indescriptible, sin embargo su rostro refleja tristeza. Sus lágrimas como intensos torrentes revelan un irremediable sufrimiento. Habrá sido un amor imposible?

De pronto sus ojos se centran en un lugar, qué es lo qué estará observando? Es simplemente un árbol. Lo ve detenidamente y analiza como las hojas se desprenden de él por la época del año, su mirada va mucho más allá. Acaso ese árbol, no es la vida misma?

Las hojas caen sin un rumbo cierto y ese trayecto desde el nacer hasta el morir es inevitable. Todos estamos destinados a hacerlo, hoy, mañana, dentro de cincuenta años, que importa? Al igual que las hojas nacemos, crecemos y perecemos.

Es ésta imagen la que me hace descartar la posibilidad de que la causa de su sufrimiento sea un amor imposible. Pero no voy a olvidar la palabra “amor” porque es tan difícil de encontrarle un sentido o definicion concreta. De hecho pienso que su angustia es consecuencia de la pérdida de él.

Sin pensarlo mucho más, me acerco, no eran necesarias las palabras porque sabía y sentia que yo estaba alli, como siempre, a su lado.

Cerrando los ojos empieza a balbucear. No puedo entender que me quiere decir, me desespero. Quiero gritar pero no puedo. Es la primera vez que me pasa, la desesperación es la que me impide hablar, no lo sé.

Miro a mí alrededor y me desconcierto. Ahora las lágrimas se precipitan desde mis ojos. No puedo creerlo. Tan fuerte y poderosa es la muerte que ni siquiera se da cuenta una cuando deja de vivir?


Image Hosted by ImageShack.us

martes, 24 de noviembre de 2009

♥ - Sellado con un beso.

Sensualidad en la noche, incita lujuria,
estas en mi lecho, acaricio tu espalda,
sientes mi deseo, empieza este juego...
mi cuerpo excitado cual loba en celo.


Tus manos traviesas, se mueven despacio,
me tomas del cuerpo dibujas espacios,
me besas el cuello y me desvanezco,
sintiendo tu lengua que me va mojando.


Encuentras mi boca, danzas adentro,
mezclamos humores, juntamos sabores,
me rindo al gusto de estas sensaciones,
mojados en sudor, así me recorres.


Tus manos sedientas toman mis senos,
montañas erguidas de placer y deseo,
esperan ser rozados en esos momentos,
esperan ser amados, están ya inquietos.


Vas acariciando cada espacio de mi ser,
hasta encontrar la selva ansiosa de placer,
tus dedos se mueven en danza infinita,
me quita el sentido y eso me excita.


Mis ojos te piden que penetres mi cuerpo,
tú entiendes mis ganas y acudes a ello,
vas entrando dentro suave y muy lento,
llegamos a la unión de todo nuestro ser.


Gemidos de placer consumen el hecho,
llegamos al éxtasis más bello y perfecto,
un beso muy largo sella nuestro encuentro.


Image Hosted by ImageShack.us

jueves, 19 de noviembre de 2009

♥ - Y tú… ¿Qué clase de Amor eres?

-Será que puedes venir un momento? -dijo ella

-Si claro ya voy dijo Ángel, y colgando el teléfono se dirigió a su casa.

Mientras Ángel se dirigía a casa de Ana, "ÉL" empezaba a sentirse mal, empezaba a sentir algo que lo preocupaba, y no era para menos, cuando Ángel llegó y toco la puerta, la cara de Ana no era la misma de siempre, lo invito a pasar y se sentó frente a él , la conversación que fue surgiendo entre ellos poco a poco llevaba hacia ese terrible destino, Ana decía que la relación ya no era la misma y Ángel así lo sentía, pero "EL" sentía que eso no era lo peor, y así fue, ella le dijo que quería terminar la relación, Ángel dijo que sí, que él había pensado lo mismo y en ese momento "ÉL" murió.

"ÉL" era un amor, un amor como cualquier otro, que cuando murió, al igual que todos los amores, fue al cielo, y al llegar allí, fue recibido por el amor de la portería que le pregunto ciertos datos, un poco extrañado le dijo que él no tenía nada que estar haciendo por esos lados, pero que sin embargo, siguiera y diera unas vueltecitas mientras el averiguaba que había pasado. Y así fue, el amor entro y empezó a caminar por el cielo, pero pronto, se dio cuenta que todos los amores tenían un grupo definido y tenían su grupo de amigos iguales, él empezó a pensar que tipo de amor sería.

Al principio creyó que iba a ser sencillo, pero poco a poco empezó a ver grupos cada vez más distintos en los que él no se sentía bien, así que acercándose al primer grupo, un grupo de niños que jugaban alegres, les pregunto: "Saben ustedes de casualidad, que tipo de amor soy yo?", Uno de ellos, con esa sonrisa de niño precoz se le acercó y le dijo con una voz muy tierna, "No, pero sólo podemos decirte que nosotros somos los amores infantiles", él empezó a recordar que en un principio fue un amor infantil, pero poco a poco creció y le pareció ilógico que ahora que estaba muerto tendría que ser considerado de nuevo un amor infantil, así que con una sonrisa se despidió del niño.

Siguió caminando el amor por el cielo cuando encontró un bus que venía recorriéndolo, como ya estaba cansado se subió en él y al ver a cantidades de amores viajando, les dijo: "Perdón, de casualidad no saben ustedes qué tipo de amor soy yo?" Uno de los amores que iba en el bus lo miro y le dijo: "No, sólo te puedo decir que nosotros somos los amores pasajeros, aquellos que pasamos sin dejar huella".

Triste porque no podía encontrar su identidad el amor, siguió caminando, se encontró con otro grupo, de apariencia griega, con unas grandes batas y pensativos, él temeroso de interrumpirlos se acercó y de nuevo les pregunto que si sabían ellos qué clase de amor era él, pero uno de ellos se volteó lo miro y le dijo: "Nosotros sólo sabemos que somos los amores platónicos".

Siguiendo con su camino, se encontró con una serie de amores que miraban la pantalla de un ordenador muy pequeño, este decía algo así como: "Y ésta es tu misión, si decides aceptarla, este mensaje se destruirá en 5 4 3 2 1", al amor no le fue difícil comprender que estos eran los amores imposibles y que él, no lo fue.

Caminando ya sin querer preguntarle a nadie, se encontró con un anciano que estaba sentado sólo bajo un árbol, "¿Perdido?", le dijo él, y el amor se giró para decirle, si, lo que pasa es que no sé quién soy, me encuentro dando una vuelta porque resulta que estoy aquí por error, quien sabe que habrá pasado, y mientras tanto trato de buscar mi identidad, pero no la encuentro y eso me preocupa, el anciano dejo escapar una breve sonrisa, y le dijo:

De casualidad… ¿No te has sentido identificado con todos y a la vez sin ser parte de ninguno?
Sí, eso es exactamente lo que me pasa, dijo el amor, ya un poco más feliz, porque parecía ser que el anciano lo entendía.

Mm, ya veo, ¿sabes?, hace mucho no encontraba alguien como tú, o alguien como yo, es que es algo muy raro, tu estas todavía muy joven y tal vez por eso te confundes, yo ya llevo muchos años y aunque la pareja que me dio vida, ya se encuentra muerta, yo todavía vuelvo a la tierra cada vez que alguien me recuerda, estoy aquí de vacaciones, porque realmente no estoy muerto.
Cómo así? Perdón, pero realmente no entiendo, dijo el amor… ¿Usted dice que yo soy como usted, que me quiere decir?

En ese momento, una voz con mucha autoridad le dijo al amor que lo necesitaba ya en la entrada del cielo, éste intento quedarse haciéndole preguntas al anciano, pero en ese momento una fuerza divina lo transportó hacía la entrada, ahí estaba el guardián diciéndole que sí, que efectivamente él no estaba muerto, que había quedado en un estado de shock por el golpe tan duro.

En ese momento Ángel llamo a Ana y le dijo que no podía vivir sin ella, que ése tiempo sólo le había servido para saber y confirmar cuánto la amaba, Ana le dijo que sentía lo mismo y "ÉL" se empezó a sentir vivo de nuevo, bajó del cielo a la tierra, volvió a vivir y volvió a sentirse feliz.

El anciano del cielo no se quedo triste, sabía que lo volvería a ver, estaba un poco extrañado de que un amor de su clase fuera tan joven, el pensó que ya no existían, pero bueno, estaba equivocado, pues lo había visto.

Lo que el joven amor no sabe y tal vez no sepa en muchos, pero muchos años es que él pertenece a esa raza única, no es parte de ningún amor, pero a la vez es parte de todos, un amor que nunca muere, un amor que sufre y llora pero siempre sale adelante, lo que el anciano no le alcanzo a decir es que él, era el amor verdadero.


Image Hosted by ImageShack.us




Y tú.... ¿Con cuál te identificas?

lunes, 16 de noviembre de 2009

♥ - Prisionera.

Encarcelada en mi propio amor estoy, encarcelada en tus manos, en el deseo que me inspiran tus labios, recluida en el placer que tus brazos infunden a mi cuerpo. Estoy prisionera por haber cometido el terrible delito de amarte, de quererte con la pasión del infierno, y con el frío de una tormenta.

Estoy condenada de por vida a desearte, por hacerlo con la fuerza de una tempestad, con la furia de un tornado o con la suavidad, con la que la brisa roza los campos en primavera. Hoy quiero escapar de todo, y dormirme para siempre en los brazos del maldito tiempo. Vivir en el crepúsculo de tus manos, ya que no puedo habitar en ellas. Vivir alimentando la esperanza de seguir creyendo que me querrás, y seguir soñando mi vida a tu lado.

Todo por convertir mi día en tu noche, por convertir mi amor en olvido, y tu recuerdo en realidad. Todo por desear tocar el cielo con mis manos, por soñar cada noche contigo, todo por intentar rozar, con el ardor de mis labios, los tuyos, por intentar llenar de ansia tu espíritu, y sólo, tan sólo, por quererte.

Quiero estar tan cerca de ti que tu aliento pueda atravesarme, quiero dormir a tu lado, estar tan juntos que tu voz se grabe en mis pensamientos, que tu ansiedad se pierda en mi calma, que tus silencios, se escuchen en mis oídos.

Y ahora, volveré a recordarte como mi amado, volveré a llamarte cada noche a mis sueños, y cada mañana, me levantaré pensando en ti.

Y miraré al sol, con la única esperanza de encontrarte en él. Pasearé por el cielo cada vez que me hables, y visitaré a mi querida dama de negro, cuando al llegar la noche, la luna me recuerde que mi vida se está apagando, y no consigo estar a tu lado, que ha pasado otro día más, y aún te deseo; que mis días se esfuman, y nada puedo hacer por evitarlo.

Salvo soñar, que mañana, el sol será diferente, porque la felicidad de mis ojos lo iluminarán, y sonreirá al saber que tu me amas, al saber que ya eres mío, al saber que mi única misión en el mundo se cumplió. Porque no habrá nadie que me impida llevar a cabo la misión por la que nací, y por la que moriré, la única misión que me mantiene con vida, la única misión que me retiene en este mundo, AMARTE.



Image Hosted by ImageShack.us

jueves, 12 de noviembre de 2009

♥ - A mi niña.

Llegaste a mi vida una noche de verano, un mes de Junio, contaba yo con 8 años y recuerdo como si fuera ahora ese momento.

Había tanto revuelo en la habitación de aquel hospital, sonrisas, lágrimas de felicidad, mamá estaba medio dormida, tú en el nido, acostadita con los ojitos entreabiertos y alrededor de ti, toda la familia.

Yo apoyada en el quicio de la puerta, no lograba entender que tanto te miraban, papá me tomó de la mano, me sentó en una sillita, te cogió para ponerte entre mis brazos y ahí pude comprender lo que momentos antes no entendía, que bonita y pequeñita eras, que carita más redondita tenías, fueron unos instantes preciosos, comenzaste a moverte y me asusté, pensando que cómo te tenia agarrada bien fuerte, te había hecho daño, te pondrías a llorar y a mí me regañarían, pero no fue así, abriste tus lindos ojos y con ellos me lanzaste una sonrisa, que calmó mi inquietud…

Desde ese día no me separe de ti, al principio fue un juego de muñecas y tú eras mi favorita, me convertí en tu sombra...

Fuimos creciendo y esa unión que tuvimos desde el primer día, se fue haciendo más y más fuerte, para todo contabas conmigo, y mira que siempre fuiste independiente y rebelde… me hiciste grande, me sentía tan importante y ahora….

Ahora hace cinco meses que te fuiste y no quisiste que te acompañara, hubiera dado lo que fuera, por asirme a tu mano y no dejarte partir.

Te quise y quiero más que a mi vida, sólo espero el día en que pueda darte ese abrazo, que por mi cobardía, el día de tu partida te negué, espero que estés donde estés, me puedas perdonar y logres entender que me negaba a dejarte marchar.

….Seguiré mientras tanto esperando el momento de volver a verte, entonces la esperanza, que esa maldita noche se tiño de sangre, volverá a vestirse de verde.

Te quiero, mi niña.


Image Hosted by ImageShack.us

lunes, 9 de noviembre de 2009

♥ - Te propongo.

Antes de hacer el amor... te propongo un trato, que nos amemos libremente sin promesas... sin contratos. Te propongo que me ames con la luz encendida, para que cubras mi cuerpo de caricias prohibidas...que conviertas tu saliva en esencia de canela para que en cada beso perfumes mi piel...

Te propongo perdernos en nuestras fantasías, para que al ritmo de vals nos desnudemos con besos, quiero sentirme mujer en una entrega total sucumbiendo al placer en el arco de tus brazos...

Te propongo que formemos juntos... una sola silueta... y que un mismo rayo de luna nos alumbre a los dos... para que imaginemos que esa luz indiscreta poco a poco se esfuma en nuestra ola de pasión...

Te propongo que cabalguemos por nuestros pastos y llanuras para que juntos lleguemos al clímax de locura, con sabores de mar bañados en perlas cristalinas y con los pies descalzos por la playa caminar.. con los rayos del ocaso volvernos a amar...


Image Hosted by ImageShack.us

viernes, 6 de noviembre de 2009

♥ - Tu Nombre.

Decir tu nombre es un juego de silencios.
Lentos suspiros en la marea y primaveras que bajan acaso de alguna estrella.
Es ver como flota en el aire tu melancólico caminar.
Labios como melodías, miradas pérdidas en algún atardecer...
y yo te percibo como sombra de mi vida,
jugando con la noche, abrazando el mar.

Imagen limpia y serena, verso de mi historia, decir tu nombre
no es hablar.
Decir tu nombre es comenzar algo más que la vida,
es un sendero donde sientes. ¿Entiendes ya, lo que es amar?

Image Hosted by ImageShack.us


La felicidad tiene nueve letras. La mía sólo dos:

martes, 3 de noviembre de 2009

♥ - Soy.

Soy el pensamiento que escondes a la luz del día,
soy quien te despierta en las noches
por que mi imagen no te deja ni en tus sueños.

Soy el pecado que deseas, la boca que ansias besar,
la piel que te imaginas tocar,
soy la calidez del cuerpo que anhelas poseer,
sin importar el qué dirán.

Soy el sentimiento que quisieras frenar,
pero que te asalta cuando estás en soledad,
soy la voz en tu mente que te dice;
ven, tómame y no lo pienses más.

Soy el objeto de tu deseo más ferviente
que tratas de mitigar,
pero que simplemente
no lo puedes evitar.

Image Hosted by ImageShack.us

domingo, 1 de noviembre de 2009

♥ - Un lindo Mimo.


El Buscador de Miradas, un chico encantador donde los haya, me hace entrega de éste bonito mimo, y me invita a responder a unas preguntillas, así que vamos a ello…

No olvidéis pasaros por su blog, os cautivara. http://elbuscadordemiradas.blogspot.com/

- ¿En qué animal te reencarnarías?
En un delfín, sin dudarlo, me encanta el Mar.

- ¿Algo sin lo que no puedes estar?
Sin la música.

- ¿Qué es lo que más aprecias de una persona?
La sinceridad, la simpatía.

- ¿Suelo vestir de color?
De todos, aunque suelo usar mucho el negro, me encanta.

-¿Tres palabras que me definan?
Soñadora, Romántica y Enamorada.

-¿Un lugar al que viajarías?
A la India.

-¿Tu cita favorita de libro o película?
"Qué maravilloso es el mundo, ahora que sé que tú estás en él".
Ewan McGregor (Moulin Rouge).

-¿Algo que quieras hacer?
Parapente y espero no tardar mucho.

-¿Tu mayor monosidad?
Es la primera vez que leo ésta palabra, me suena a “adicción”, si es así,
soy adicta a… TI.

Ahora tendría que invitar y premiar a cinco blogs… pero os invito a todos a que os llevéis el premio o mimo como yo lo llamo y por supuesto aquel que libremente quiera, responda a las preguntas.

martes, 27 de octubre de 2009

♥ - MOMENTOS

Dicen que para dejar huella en esta vida, hay que plantar un árbol, escribir un libro y tener un hijo.

Recuerdo que era pequeñita cuando planté un árbol, fue en una excursión del colegio, teníais que haberme visto con mi zachito y la bolsa con la raíz dentro, toda contenta y eufórica, que etapa más bonita aquella, todo hacía ilusión…

Escribir un libro?, pues la verdad es que yo no lo llamaría así, porque no me considero escritora, pienso que no sé escribir, sólo dejo que mi corazón hable.

Como bien sabéis muchos de vosotros, MOMENTOS nació por la necesidad urgente de expresar mis sentimientos y bueno…el resultado es éste que comparto con todos:

Image Hosted by ImageShack.us


http://www.bubok.com/libros/16956/MOMENTOS

Y bueno… me queda tener un hijo…eso será más adelante…

Y a ti, ¿que te queda?

Gracias por vuestros comentarios, vuestro apoyo, que me motivan para seguir.

Y a TI, al creador de éste sueño, agradecerte nuevamente que llenaras mi corazón de bellos y puros sentimientos que nacieron tras conocerte.

viernes, 23 de octubre de 2009

♥ - Puerta abierta a los Sentimientos - Poesía.

Poesía, ¿qué es poesía? poesía es más que palabras, oraciones y rimas. Poesía es hablar con el corazón en la mano, poesía es expresar los sentimientos al máximo, haciendo que la corriente de ellos se apodere de ti, para que poco a poco tu pluma se mueva más rápido y haga que las palabras no sean palabras.

La poesía no está escrita en un papel, si no en el alma de quien la escribe y de quien la lee, dejando huellas en los corazones, alimentándose de palabras , haciéndose más grande cada vez que le dicen un te quiero, cada vez que le hacen palpitar con fuerza.

A veces me paso tiempo retocando algún que otro escrito, para digámoslo de alguna forma, dejarlo más “bonito”, dándole mil vueltas a lo que he escrito y que adquiera forma literaria.

Ayer, escribiendo un texto compartido con alguien muy especial para mí, me dijo que si tenía que hacer alguna corrección que la hiciera y me puse dispuesta a ello, intente cambiar algunas cosas y ahí fue cuando me di cuenta de algo, que lo que me hizo sonreír, lo que me hizo sentir, había desaparecido, que solo veía un papel lleno de letras que no me trasmitía nada, mientras más lo leía más me daba cuenta de que le había quitado toda la esencia.

En fin que no, hoy no retoco el poema, hoy no quiero solamente leer, hoy quiero sentir, no quiero literatura, quiero verdadera poesía.

Gracias Christian por hacerme recordar, que el papel siempre será papel y los sentimientos siempre se harán poemas. TQM

♥ - ♥ - ♥ - ♥ -♥ - ♥


Mis manos te desnudan lentamente.

Si por favor, hazlo, lo deseo, te deseo.

¿Sabes?

¿Qué, bonita? dímelo ya que rabio por saberlo.

Me encanta el ruido que hace tu camisa al caer al suelo.

Mi corazón late fuerte por ti, bonita sensación que creía perdida.

Siento.

¿El qué?

Tus dedos diligentes bajando la cremallera de mi vestido.

Interminable cremallera, mis ojos admiran tu piel de canela, mi impaciencia por tocar tu piel se acelera, no puedo esperar mucho mas, mis ojos se empapan de la emoción de tenerte tan cerca que me hace revivir lo tan soñado.

Lascivos
Entre crujidos de sedas, las caderas,
parecieran prisioneras de una danza.

Me gustan tus caderas que me privan de mi libertad, la danza del amor que entre sábanas de seda acarician nuestros cuerpos para convertirse en uno.

Juntos.

Eso siempre.

Descolgados en temblores, las piernas,
se rozan, se encuentran y engarzan.

¿Sabes? es un laberinto del cual no quiero ver la salida, quiero quedarme eternamente en el tuyo, pues mi vida se quedo atrapado en uno, que después de muchos años, me anuló la visión de saber dónde estaba el camino que llevaba a la pasión, al querer puro, al amar sin condiciones, pero juro que lucharé por volver a tener esos sentimientos y solo si tú estas serán para ti, porque solo tú, supiste hacer despertar mi corazón apagado.

Vibro.

Yo también corazón.

Cuando tu lengua corona mis cumbres,
huracán, no hay quién así me derrumbe.

Tenemos un pacto ¿recuerdas? volver a levantar aquellos castillos que la marea derrumba una y otra vez, triste de aquellos que una vez y otra lo intentaron y que nunca lo consiguieron ni conseguirán.

Labios.
Lamen y devoran, boca sedienta,
mi cuello, tu nuca, piel hambrienta.

Ambos

Delirio.
Las lenguas resbalan fieles al tacto
de caricias en lugares consentidos.

Lo pienso y lo imagino... mientras sueño en ese momento y me pregunto ¿seré merecedor de ello?

Punzadas
espaldas arqueadas del gemido
en mi vientre se forman remolinos.

Divina sensación que me hace sentir que eres mía, solo mía, solo mía...

Te miro

Y yo a ti

Expectante, desnudo y enardecido,
lasciva mi lengua surca tu ombligo.

Unmmm, siento tu aliento, fogoso y tan cerca de mi piel que la traspasa, pasan por mis venas y llegan a mi corazón, corazón mío y tuyo.

Deslizas tus manos por recónditos caminos,
mis ojos, ahora en tus ojos, fijos.

Noto que de mí, surge un color rosado en mi rostro, tirando para rojizo intentando complacerte mirando a tus ojos fijamente y observando cómo los cierras lentamente, cuando mis dedos aciertan las cumbres del deseo.

Fuego

Pasión

Como hoguera en llama, tú, embravecido,
cual volcán ardiente busca el estallido.

Si, quiero impregnarte de mi, de mi fuente de vida, deseo que me sientas pleno, sin telones al terminar una función, porque lo tuyo y lo mío es sin telones, sin público al que convencer de una buena actuación, es puro, sincero y duradero.

Navego

¿Hacia dónde?

Como ola inmensa siento la bruma
me siento tuya y pierdo la cordura.

Eres mía y yo soy tuyo, ¿que importa la cordura si nos tenemos uno al otro?, siempre fue así, todos nacemos para estar aliados con un ser y tu antes de nacer ya eras el mío y yo, el tuyo.

Éxtasis
Que llega como el cauce de un río, envueltos en gemidos y sudores.

Estoy exhausto, me quitaste el aliento, bésame, quiero besar tus labios y que me des aliento eterno de vida, aún más allá de ella

Sólo los espejos se llenan de vapores,
somos uno, uno sólo el mar bravío.

Tu y yo, yo y tu, ambos somos uno al fin, un solo ser que tan ansiado sueño el destino hizo realidad y lo convirtió en amor eterno.


Image Hosted by ImageShack.us


¿Qué es poesía?, ¿Y tú me lo preguntas?

Poesía eres tú.



Christian&Sara.

lunes, 19 de octubre de 2009

♥ - Sembrando Silencios.

Cuando descubrí el sonido de su voz, no imaginaba las sensaciones que venían detrás.
Cuando levanté mis ojos y lo vi, no supe que sería capaz de cambiar el rumbo de mi piel.

Tan fugaz como eterno fue el beso que mordía el olvido, que sin poder explicar nada, fui levantando barreras y ocultando el pecado inocente de llevar su nombre apretado en mi boca.

Tus ojos fueron el puerto de mis deseos. Sembrando silencios en el eco de tu boca, me fui vistiendo de soledades llenas de tu risa y así anduve siempre buscando.

Eternizaba tu nombre cada noche en lo más prohibido de mis ansias y te recostabas en el hueco que quedaba entre mis sueños y mi alma.

Pérdida para este corazón, que de tanto correr para alcanzarte, quedó latiendo en el asfalto de tu silencio. El día que me quieras, la primavera mentirá un verano, la noche se hará tarde muy temprano… Tanto que enfermaran de otoño los inviernos. Y mientras espero ese día, sigo soñándote...

Image Hosted by ImageShack.us


… Hasta el día que me quieras.

martes, 13 de octubre de 2009

♥ - La Noche.

La noche está despejada, en el cielo brillan como diamantes las estrellas y ella en su balcón espera que él aparezca con la sonrisa en los labios y esa mirada pícara que le enciende la sangre. Es muy pequeño el mundo, y curioso el destino que le regala hoy una salida que nunca soñó encontrar. La puerta está ahí, abierta de par en par, esperando que el amor la atraviese y que el romance comience para nunca acabar.

La brisa sopla despacio y un susurro en el oído le alerta la llegada del hombre que ayer era un extraño en medio de la muchedumbre. Hoy él es el ladrón y guardián de sus sueños, la prueba viviente de que la magia existe y esta por ahí, oculta en el corazón de un ser que con paciencia espera que alguien crea y viva esa magia, esa fantasía.

Las horas, los minutos, los segundos se escurren en medio de una conversación silente, una conversación en la que los labios callan y los ojos hablan muy alto y muy fuerte. El alma se dibuja en sus pupilas como un magnífico lienzo. No hay paisaje más bello que el que uno observa en el interior del otro. En ese momento los espíritus se conectan y dejan de ser dos para convertirse en uno, la unión de las mitades perdidas, la unión de lo que nunca debió ser separado.

La noche transcurre callada porque no quiere perturbar la sinfonía perfecta que entonan dos corazones apasionados, enamorados, enlazados en un sí eterno, en un suspiro tierno, en caricias que vuelan como palomas mensajeras para decir al resto del mundo que existe un sitio muy pequeño y lejano donde vive el amor, donde los sentimientos más íntimos se visten de gala con cada puesta de sol, donde la pureza y la lujuria de conjugan para crear una felicidad de ensueño.....

..... Entretanto la noche en silencio se acaba con la dulzura interminable de un beso......

Image Hosted by ImageShack.us



Cuando estás conmigo se llena mi corazón
tiene sentido la vida y el mundo es una ilusión.

viernes, 9 de octubre de 2009

♥ - Dueño de mis Sueños.

Te declaro dueño y creador de mis sueños, mientras tu voz va devorando mi mente y tu boca mi piel.

Tus manos crean el fuego que arde en mi espalda.

Tu lengua dibuja un corazón en mi cintura.

Y te miro perdiendo todo sentido, palpando en mis labios el calor de tu aliento.

Tu cuerpo rodeado por mis piernas.

Las yemas de tus dedos bordeando mis caderas.

La marca de tu beso en mi cuello.

Logras que no tenga control sobre mí y cerrando mis ojos sigo sintiendo como quema tu mirada.

Trato de nombrarte y se silencia mi grito como si fuese un sueño.

Sumerjo mi corazón en el sudor de tu pecho y ya mi sexo se vuelve tu criterio personal.

Hasta donde fue mi alma que la puedo ver desde lejos.

Donde esta mi razón que no puedo pensar en otra cosa que no sea en tu boca.

Sacudes mis entrañas, emocionas mi interior, aceleras mi sangre.

Los días no tienen nombre y las horas se vuelven cometas en el cielo de nuestra cama.

Te reclamo mi lógica perdida en tu locura.

Pero que importa ya mi cordura, si hasta te guardaste mi piel debajo de la tuya.

Es que cuando me amas me olvido del mundo…

No se que más quería decir…

Solo recuerdo el motivo por el cual empecé a escribir.

Te Quiero.

Image Hosted by ImageShack.us

martes, 6 de octubre de 2009

♥ - Vampiro o Donante?

Desde un punto de vista egoísta la respuesta parece clara, pero acaso no te sientes más lleno cuando eres tu el que quieres?

El estado perfecto, el del 50 % de querer y el otro 50 % de ser querido, es el que deseamos todos, pero cuantas veces lo logramos?

Como todas esas cosas que no son mesurables, saber que te quieren igual que tú quieres parece un algo imposible, y debe ser así para que nunca des menos de lo que puedes dar.
Poder controlar ese porcentaje podría dar paso a la relajación sabiéndote en posición dominante y eso no puede ser bueno para una relación afectiva.

Desgraciadamente, aunque incontable, siempre hay una de las dos partes que quiere más a la otra persona, teniendo una dependencia afectiva superior y por tanto influenciable a todos los elementos externos que componen una relación de una manera más sensible.

No es fácil saber que es mejor, habrá personas que se sientan mejor cuando pueden querer a alguien incluso aunque no sean correspondidas.

Otras en cambio no pueden vivir sin notar el afecto, son vampiros de los sentimientos.

No se trata de tener que elegir, en principio todos queremos tener los dos lados, pero como te sientes mejor, cuando te quieren aunque tú no, o cuando quieres aunque no seas correspondido de igual manera?

Cuando quieres sientes cosas que te pueden llegar a llenar, cuando te quieren y tú no, llenas tu ego, pero poco más.

No quiero elegir, tengo muchas ganas de querer y de que me quieran, soy vampiro y donante.

Y tú?

Image Hosted by ImageShack.us

viernes, 2 de octubre de 2009

♥ - Libres para Soñar.

Su voz sonó dentro de mí y sentí que aún no había podido confiar tanto en nadie como para poder experimentar esa sensación sin sentir miedo.

Deseaba poder dar ese salto sin necesidad de ver primero qué había abajo, sin sentir la duda sobre si en verdad su mano me rescataría del vacío y me guiaría en su dirección.

Deseaba poder sentir esa confianza y esa seguridad absoluta en otro, saber que a su lado no tenía que seguir temiendo nada.

Mi mundo me parecía hecho de cristal y porcelana, resplandeciente y bello, pero a la vez demasiado frágil y quebradizo para soportar dentro tantos sueños.

Tenía que salir de aquella hermosa e inútil burbuja.Necesitaba respirar el aire del infinito y fundirme en su abrazo.

Tantas pequeñas cosas dentro de mí que podían llegar a ser tan grandes, allí, dentro de mi vida establecida no eran más que vanas quimeras sin esperanzas, bellas flores que marchitaban aún antes de brotar por falta de luz, por falta de calor, las dos facetas del amor que no tenía.

A un lado permanecía un mundo hermoso, una vida llena de calma y comodidades.

Frente a mí, el otro lado, un lugar desconocido, oculto por un espejo que intentaba impedir que viera más allá de su falso resplandor.

Puede que en ese lado todo estuviera por crear de nuevo, que no brillara tanto como el mundo en el que yo habitaba.

Pero algo me decía que tras el espejo que reflejaba una y otra vez la falsa realidad a la que me dejaba pertenecer, en algún lugar de ese vacío inmenso y desconocido, esa voz que me llamaba, esa voz me mostraría el Amor que siempre anduve buscando.

Esa voz...

Por eso miré tras de mí y cerré mis ojos cansados de tanto brillo absurdo y artificial.

Me acerqué al borde del precipicio, al borde de mi mundo cerrado y sentí la esperanza de que si saltaba, alguien me rescataría del vacío y también de aquella reluciente cárcel hecha en gran parte de vanidades y tiempo perdido.

Sí, estaba segura.

Y cerré mis ojos y alzando mis puños golpeé con todas mis fuerzas el maldito espejo que limitaba mis días y mis sueños y salté a ese oscuro y silencioso vacío, haciendo oídos sordos a los gritos de los que quedaban al otro lado y a los cristales rotos.

Permanecí unos instantes flotando y entonces, cuando mi cuerpo comenzaba a caer, sentí un contacto suave y cálido. Sentí que una mano me sujetaba deteniendo mi descenso.

Abrí mis ojos y vi los tuyos. También tú habías saltado al vacío, también tú habías roto tu espejo.

Habíamos vivido los dos en un mundo irreal, una vida que era más de los demás que nuestra.

Habíamos hecho lo que de nosotros se esperaba, no lo que realmente deseábamos.

La vida se nos fue llenando de cadenas y un día no hubo ya sitio para nuestros sueños ni ideales.

Pero rompimos el espejo y saltamos y aún sabiendo que tal vez nadie nos recogería, aún sabiendo que tal vez no estaría el uno para sostener al otro. En nuestro corazón latía la esperanza y sentimos que, para bien o para mal, por primera vez hacíamos lo que realmente deseaba el alma y no nos importó perder el resto de aquello que disfrazaba de oro nuestras pesadas cadenas.

Tampoco nos asustó lo venidero. No había vuelta atrás. Descubrimos la confianza y no nos pusimos más límites ni barreras a los sentimientos.

Éramos libres y podíamos cerrar sin temor nuestros ojos, porque lo que sentíamos era verdad y no se reflejaba en ningún cristal.

Allí no había nada que pudiera ocultar la realidad. Éramos infinitos y estábamos juntos.

Lo habíamos logrado. Nuestros sueños eran libres y sólo nuestros.

Suspendida en el azul oscuro y estrellado de mi universo, olvidaba el resto y sólo sentía la magia de nuestro amor eterno.


Image Hosted by ImageShack.us

lunes, 28 de septiembre de 2009

♥ - Dos Extraños. - III

Con las manos temblorosas, cojo la copa que me ofrece y tímidamente le sonrío.

- ¿Cómo te encuentras? – me pregunta.
- Bien, algo aburrida.
- ¿No te gusta la fiesta?
- Sinceramente, no.
- A mí tampoco, demasiada gente... ¿Dónde ibas?
- A proa, a tomar un poco de aire.
- Te acompaño


Para ir hasta allí, había que atravesar casi por el medio de donde estaban bailando, él iba delante abriendo paso, entre la gente se encontraban mis amigas Eva, Olga y Carla, las cuales me cogieron para que bailara, yo no quería, lo perdería entre tanto barullo, intente soltarme pero me era imposible, no me dejaban, él se había quedado parado en un rincón, esperándome.

Imagino que se dio cuenta de que quería salir de allí, porque empezó a caminar hacia mí y cuando estaba cerca me extendió su mano y ante las miradas de sorpresa de mis amigas, la dí la mía y me marché.

Al fin llegamos.

- Gracias – le dije.
- Ha sido un placer, te vi. algo apuradilla.
- La verdad es que si, luego me disculparé con ellas.
- ¿No te gusta bailar?
- Me encanta, pero está demasiado cargado… Y a ti, ¿te gusta?
- Bueno… me defiendo – me respondió, guiñándome un ojo.


Ese gesto hizo que me estremeciera, me apoyé en la barandilla y él se dio cuenta.

Acercándose a mí. me dijo:

- ¿Tienes frío?
- No…
- Se ha levantado un poco de rasca, deja que te ponga mi chaqueta.


Me la puso sobre los hombros y sentí sus manos en mi nuca tocándome el pelo y sacándolo fuera de la chaqueta, de nuevo volví a estremecerme, parecía boba, me separé un poco de él y comencé a caminar, me giré y lo miré, estaba encendiéndose un cigarrillo, embelesada me quede mirando parte de su torso que quedaba al descubierto, al tener la camisa dos botones desabrochados.

Era el hombre más sensual y atractivo que jamás había visto, levanté mis ojos hacia los suyos y me di cuenta de que me estaba mirando, avergonzada retiré la mirada y la fijé en el mar.

Tenía calor, mucha, no sé si era provocada por la visión, porque él me pillara mirándole o por ambas cosas.

Absorta en mis pensamientos, no me di cuenta que de fondo sonaba una canción de Kenny G, hasta que no sentí una respiración detrás de mí, que hizo que me volviera, estaba mirándome, sentí sus manos en mi cintura, acercándome a él, alce mis brazos y rodee su cuello.

Me dejé llevar por la música y por la magia que en ese momento nos envolvía, sentía su mano derecha en mi cintura y la izquierda en mi espalda, apoyé la cabeza en su pecho y comenzamos a bailar…más bien a flotar porque así es cómo me sentía.

La música cesó, pero seguíamos abrazados, sentí como sus labios acariciaban mi frente e iban bajando hacia mis ojos besándolos, moví mi cabeza hacia arriba, mis ojos miraban los suyos, sus labios, se acercaban a los míos, casi rozándolos…

- Niña, ¿dónde te metes? – dijo Eva, rompiendo el momento.

La fulminé con la mirada.

- Lo siento – dijo y se marchó.

Image Hosted by ImageShack.us

(Continuará)

jueves, 24 de septiembre de 2009

♥ - Solo estoy Durmiendo.

- Alex… ¿Estás dormido?.

- No, Sara… Solo estoy durmiendo.

- Alex... ¿qué sueñas?.

- Sueño con una paz conquistada a través de la razón. Una Paz meciéndose en el Silencio.

- Estoy segura de que en ese paisaje que sueñas hay Alondras.

- Es cierto, Sara. hay Alondras con plumaje azul.

- ¿Azul como el Mar?.

- Como el mar, como el cielo, como la amatista amando a la Libertad.

- ¿Y qué más hay en tu sueño?.

- Hay una especie de colina habitada por los Duendes de la Sonrisa.

- Y... ¿quiénes son los Duendes de la Sonrisa?.

- No lo sé exactamente. Quizás sean solo poemas desprendidos de algún atardecer.

- Cómo quisiera ser yo transfiguración de la Poesía!.

- ¿Y quién te dice que no lo eres ya?.

- No sé... A veces pienso que no soy de este mundo..

- ¿Por qué, Sara?.

- Porque me noto paloma en vez de halcón.

- Posiblemente.

- ¿Qué estás pensando, Alex?.

- No estoy pensando... sólo pienso...

- Entonces... ¿en qué lugar de tu paisaje ubicas mi Existencia?.

- En el punto equidistante entre la Palabra y su Eco.

- Espera, Alex... yo no soy Palabra, yo no soy Eco, yo sólo soy Mujer.

- Por eso precisamente, Sara... por eso...

- Alex... una Mujer sólo es un ser humano...

- Una Mujer también es, muchas veces, un ser divino.

- ¿Tú crees que yo puedo ser alguna vez divina?.

- Sara... muchas veces eres más que humana. Por eso en algunos momentos piensas que no eres de este mundo.

- Cómo me gustaría ser sólo un manantial!.

- ¿Un manantial?.

- Sí. Un manantial de Paz para tu Sueño.

- Sara... ¿estás dormida?.

- No, Alex… sólo estoy durmiendo...


Image Hosted by ImageShack.us

lunes, 21 de septiembre de 2009

♥ - Dos Extraños. - II

El día amanece soleado y yo me siento feliz, no sé el motivo, pero así es, empiezo a tararear una canción, cuando me doy cuenta que es la misma que anoche le oí a él, se me dibuja una sonrisa y mi pensamiento vuela.

- ¿Volveré a verlo?

Sacudo mi cabeza, como intentando alejar mi pensamiento, me pongo a trabajar, llega la hora de la comida, tomo algo y me recuesto un poco…

- Que nochecita me espera, ufff

Suena el teléfono, es mi amiga Eva

- Hola nena, ¿preparada para la fiesta?
- Hola Eva, la verdad es que estaba pensando en eso ahora mismo y no me apetece nada de nada.
- ¿Cómo que no te apetece?, que boba, con lo bien que lo vamos a pasar.
- Estas fiestas grandes en los yates no me gustan, mucha gente, muchos desconocidos…aunque…- De nuevo acude a mi mente la noche anterior
- Aunque… ¿Qué?
- Nada, cosas mías
- Bueno, pasamos a por ti a las diez, besos.
- Besos.


El sonido del despertador hace que abra los ojos, me había quedado dormida después de hablar con mi amiga.

- Las ocho!!!, me quedan dos horas para ducharme y arreglarme, que pocas ganas que tengo, pero si les digo que no voy, tengo a Eva dándome la brasa, hasta que lo haga…en fin...

Al acabar la ducha y secarme el pelo, regreso a mi habitación para arreglarme, me acerco a la ventana por la cual se filtra una pequeña luz brillante, fuerte, al mirarla me transporto, quedando presa en el recuerdo de anoche, buscando esos ojos negros, evocando su voz, su dulce sonrisa, sus gestos y un escalofrío recorre todo mi cuerpo.

- Esto es de locos, estoy pensando en alguien que no conozco.

Termino de arreglarme y bajo al portal para esperar a mis amigos.

- La noche está preciosa, al final hice bien en ponerme el vestido negro - pensaba

Delante de mí se para un coche…

- Vamos nena, que ya llegamos tarde – Dice Eva
- Si es que sois unos impuntuales, me dijiste a las diez y ya son las diez y veinte
- Díselo a los niños y al dichoso fútbol. Menos mal que no tardamos nada en llegar.

En el coche íbamos cuatro, Eva, su novio, su primo y yo, los dos chicos se pusieron a charlar sobre el partido, nosotras sobre la fiesta.

Llegamos a Marbella, al puerto, donde estaban los demás amigos esperándonos y la fiesta.

- El Yate es inmenso - comenta un amigo
- Es que más bien es un barco – comenta otro


Entramos dentro, los chicos como de costumbre se fueron a la barra, nosotras al tocador, charlamos sobre la decoración, la música y la cantidad de gente que había.

Al salir, nos dirigimos hacia donde estaban los demás. Ya estábamos todos juntos, la fiesta nada más que había hecho empezar y yo me aburría, música alta, mucho humo, mucho ligón suelto...

- Chicos voy a dar una vuelta, hasta luego – les dije a mis amigos

Me dirijo hacia la proa, necesito tomar un poco de aire fresco, cuando se me cruza un camarero, lleva una bandeja con un Martini.
Uf... alcohol... pero es que tengo tanta sed...

Al ir a coger la copa, mis dedos rozan otros dedos que también la cogen, levanto la vista y siento que el corazón me da un vuelco, esos ojos, ese brillo en ellos, esa sonrisa…



Image Hosted by ImageShack.us

(Continuará)

sábado, 19 de septiembre de 2009

♥ - Dos Extraños. - I

Ayer...día de recuerdos...de lágrimas...de viento,...de lluvia, sentimientos que se agolpan, dudas que surgen, inquieta camino de un lado para otro por mi casa, una sensación de angustia me recorre y necesito salir a respirar, siento que me falta el aire.

Salgo a la calle y dejo que mis pasos me guíen y lleven hacia mi refugio, una calita junto al mar, me acerco a las rocas y saltando entre ellas, busco un sitio para sentarme... Las olas rompen con furia y mojan mi cara, se vuelven a llenar mis ojos de lágrimas que salen con fuerza, transcurren cinco, diez, quince minutos, no lo sé...oigo pasos, tengo frío, sin embargo una sensación de calma me invade.

Una sombra en mi espalda hace que me gire y vea reflejada la luna en unos ojos grandes, negros, el brillo que desprende es casi cegador, una voz dulce me saca del estado de “encantamiento” en el que me encuentro.

- Hola, ¿te importa que comparta tus silencios y tus lágrimas?

Lejos de asustarme, asentí con la cabeza, se sentó a mi lado y sonrió, al mirarlo descubrí una sonrisa y una mirada cálida, me fijé en su ropa, iba elegantemente vestido, de forma discreta pero moderna.

Aparto la mirada, contemplo el mar y me pierdo de nuevo en mis recuerdos, cuando de repente escucho una voz que me saca de ellos.

- ¿Fumas?
- No.


Me sonríe, se incorpora, se quita su chaqueta y me la pone en los hombros.

- Estas helada.
- Gracias.


Sentándose de nuevo a mi lado, comienza a tararear una canción.

- ¿Qué tipo de música te gusta?- me pregunta.
- Depende del momento, aunque me encanta Kenny G.
- Es genial éste músico, te lanza a un mundo de sueños, solo con escucharlo.
- Si…
- No te veo muy convencida, ¿no lo crees así?
- Empiezo a no querer creer en los sueños.
- ¿Por qué?, no es malo soñar.
- Duele despertar y no encontrar lo soñado
- Pero son momentos felices los que se viven, hasta lograr hallarlo.
- No sé…



Me levanto, no quiero continuar hablando, me quito la chaqueta y se la doy.

- Gracias, tengo que marcharme.
- Espero no haberte molestado.
- No…
- Si alguna vez, quieres volver a compartir tus silencios y lágrimas, cada noche estaré por aquí.
- Buenas noches – le dije en un murmullo.
- Buenas noches – respondió con su dulce voz.


No había dado ni cinco pasos, cuando me di cuenta de que me encontraba pensando en él, en el brillo de sus ojos y en el tono de su voz…

- ¿Qué hará aquí a estas horas, se encontrará como yo?

Me giré, mi mirada lo buscaba, pero ya no estaba, despacio, tranquila y con el pensamiento puesto en todo lo acontecido, regresé a mi casa…

Image Hosted by ImageShack.us



(Continuará)

martes, 15 de septiembre de 2009

♥ - La Sirenita.

La sirenita en busca del amor, llegó a sus aguas,
aguas de un mar enturbiado por la traición,
y se adentro temerosa en su mundo encantado,
cual niña desamparada en busca de su calor.

Sintió el calor de sus brazos,
sus suspiros se escapaban,
su corazón palpitaba,
repleto por la pasión.

Fue tanto el amor recibido
de aquel mar embravecido,
que eran la conjunción perfecta
la ternura del amor...

La novia mas orgullosa era aquella sirenita,
lo único que pretendía era la pureza de su amor,
no quería perfumes, ni riquezas,
porque la perla más grande estaba en su corazón...

Pero una tarde maldita,
se avecino la tormenta,
y el viento sopló tan fuerte
que de su amor la aparto,
y así sin ninguna defensa,
sola y desamparada,
a otro puerto llego...

Hoy cuentan los pescadores
que en noches de luna llena,
encima de una piedra
entre flores y perfumes
aparece una sirena...

Y que a los pies de otros mares,
con la mirada perdida
se la puede oír cantar
antes de quedar dormida...

Dicen que cuando se la ve,
hay lágrimas en sus ojos,
dicen que perdió su rumbo
que no encuentra consuelo,
y que solo repite un nombre...

Image Hosted by ImageShack.us


El del hombre de sus sueños...

sábado, 12 de septiembre de 2009

♥ - Deseo

Deseo que tu nuevo amor
te de cien veces
lo que yo te he dado,
para que sientas con ella
que aún permanezco a tu lado.

Deseo que te ame mucho,
que muerda en cada beso tu boca
que sientas cuando la ames,
que con tus manos me evocas.

Deseo que se apriete a tu cuerpo
que su pecho se pegue a tu espalda,
que diga entre gemidos tu nombre
y no descubra...
que tú el mío callas...


Image Hosted by ImageShack.us

martes, 8 de septiembre de 2009

♥ - El Mar y su Rumor.

Luna llena, playa solitaria…
unas miradas que se buscan,
unas manos que se encuentran
dos cuerpos desnudos, fundiéndose,
como si fuesen solo uno.

Labios deseosos
lenguas ardientes…
caricias sin rubor
suave aroma, dulce sabor
pasión desatada, intenso placer.

Gemidos…excitación
a lo lejos solo se escucha
El mar y su rumor….

Image Hosted by ImageShack.us

viernes, 4 de septiembre de 2009

♥ - El hombre que yo quiero.

Eres el brillo de una estrella, que surca el firmamento
dejando con su paso, un suspiro y un lamento
eres una sombra, que se desvanece por momentos
pero que se muestra intensa y firme
cuando menos me lo espero.

Eres enfermedad y remedio al mismo tiempo,
revuelves mi vida y trastornas mi pensamiento
por ti cuando lloro, rio… y cuando rio,
de mis ojos brotan las más dulces lágrimas de amor.

Eres quien quiere todo y no pide nada
quien grita cuando debe callar,
y calla, cuando quisiera que de esa boca
salieran aquellas palabras que tanto deseo escuchar.

Eres la tortura que acribilla mis sueños,
el suave dolor que quiebra lentamente mi pecho
la adicción de la que no quiero recuperarme nunca,
mi locura y cordura, mi calma y desconsuelo.

Eres mi tierno paisaje mañanero
mis tardes calurosas, mis noches de desvelos,
el peligro que me acecha
cuando de mi se apodera el miedo
mi verdugo y mi valiente caballero.

Eres mi alegría y mi tristeza,
mi felicidad y mi sufrimiento
eres todo en esta vida,
el bien y el mal en un mismo cuerpo
Santo y Demonio de mi mundo
Eres tú, el hombre que yo quiero.



Image Hosted by ImageShack.us

martes, 1 de septiembre de 2009

♥ - Con o sin Motivos.

TENDRÍA...

que darte mil motivos para que digas ¡te quiero!,acaso cuando supieras que en realidad lo sientes.
Tendría que hacerte saber que eres dueño de cien verdades,acaso en esa boca que deseo y que bendigo.
Tendría que festejar el habernos conocido,acaso el día que naciera el júbilo.
Tendría que hacerte saber que soy muy tuya,acaso en la mirada que se ahoga en tu río.
Tendría que hacerte feliz un tiempo libre y eterno acaso en el detalle, de contemplarte cierto.


TENDRÍAS...

que darme muchos motivos para decir te quiero acaso la llamada para decir te amo.
Tendrías que desearme con mil nuevos anhelos acaso al demostrarme, ¡cuánto es eso!
Tendrías que depositar millones de besos en mi piel acaso una noche que naufragáramos por completo.
Tendrías que enseñarme que puedo contar contigo acaso entre tus brazos, mientras estoy dormida.
Tendrías que hallar la forma de que olvidara el miedo acaso en la ternura de saber que reímos.


TENDRÍAMOS...

que ver amanecer juntos acaso en silencio...abrazados.
Tendríamos que volver a enamorarnos acaso un día cualquiera.
Tendríamos que hacernos el amor acaso en el deseo de no rompernos.
Tendríamos que bebernos uno al otro acaso en la libertad de ser verdaderos.
Tendríamos que estar ¡bien muertos!acaso en tinieblas, para olvidar querernos.
Tendríamos que aprender a aceptarnos acaso en el momento en que supiéramos que amar, es nuestros motivo.
Tendríamos que seguir siendo amigos acaso al asumir que todo tiene fin.
Tendríamos que vivir en otra vida acaso sin tener y sin acaso.
Solo porque el "amor", ¡bien mío!no merma, no aprisiona, no hastía,no cansa, no conoce de distancias y... no tiene para existir motivos.


Image Hosted by ImageShack.us


...Y me has dado los motivos... para saber, que el olvido tampoco tiene motivos...

♥ - MOMENTOS y El Jardín de la Nostalgia.

Image Hosted by ImageShack.us

Gara o Caprice, pero siempre...Sara.

viernes, 12 de junio de 2009

♥ - Estando lejos de ti.

Estando lejos de ti, se terminan las prohibiciones para quererte. Se anulan los momentos de las explicaciones, que nunca le pertenecieron a nadie más que a nosotros.

Estando lejos de ti mi corazón sana, sana porque se explaya con alegría y puedo sentir a lo grande. Puedo sentir profundo, puedo sentir sincero sin temor a habladurías, a rumores, a malos detalles.

Estando lejos de ti, se cubren los cielos nublados de cualquier desencanto con el sol de mis despertares. Aunque sea sin tenerte cerca, se terminan las tristezas, se escabullen los permisos para no incomodarte.

Estando lejos de ti, soy tan auténtica y tan tuya, como el viento libre que ondea sobre las aguas de tantas tierras.

Estando lejos de ti...no he de pedirle sentido a mis palabras.

Estando lejos de ti, puedo soñarte y desear tu bien, animarte, sonreírte y amarte...como nunca he amado a nadie...

Estando lejos de ti, siento como el viento en la noche, me trae el susurro de tu voz, al pronunciar mi nombre.

Estando lejos de ti, siento como tu pecho, se llena de suspiros al recordarme, como tu corazón se une al ritmo del mío...

Estando lejos de ti, me nacen los motivos para recordarte.

Cuanto más te pienso, más te siento y más te quiero.


lunes, 1 de junio de 2009

♥ - Nuestro Encuentro.

Cientos de rosas rojas cayeron del cielo en el momento que te vi, el cielo se torno turquesa y las nubes se disolvieron en la brisa salada del mar.

La luna salió para vernos y el sol se acercaba a la tierra para tocarnos. Las gaviotas dejaron de reír, respetando el momento. La gente pasaba a nuestro alrededor como sombras y el tiempo se detuvo, expectante.

Algo se despertó en mi interior, llamado por tu calida voz y por la inmensidad de tu alma.Te quiero, le dijeron mis ojos sin palabras, a tus ojos.

Y el sol se escondió a regañadientes para dejar paso a las estrellas, que hacían cola para poder envidiarnos.

Image Hosted by ImageShack.us

martes, 26 de mayo de 2009

♥ - Tú y sólo Tú.

Entraste a mi vida por sorpresa, como una tormenta de verano...un día cualquiera de un determinado año... cuando me encuentro sola, cuando te ausentas, te busco en mis sueños...ahí estas tu, esperándome... has llenado mi vida de sueños...me has dejado mil fantasías...te has llevado de mi hasta la razón... soy ese puerto donde puedes llegar cuando te sientas a la deriva...yo te acojo en mi regazo...olvídate de lo malo, estás conmigo, siente mi abrazo, el latir de mi corazón en tus oídos...no estás solo...estas conmigo... si pudieses mirar mi alma, adentrarte en ella ,te sorprendería...cuanto amor cabe en un espacio tan pequeño...tanto como gotas saladas en el mar...tanto como estrellas en el firmamento...

Un fuego de sentimientos es lo que corre por mis venas, llegando a mi corazón...unas veces de felicidad...otras no... Si pudiese encontrar las palabras adecuadas para expresar lo que por ti siento...te las haría llegar con la ayuda del viento...no quisiera ser una estrella fugaz en tu vida, la cual la ves llegar y desaparecer...si así fuese, la estela que deja a su paso por el firmamento seria mi recordatorio de tanto amor...un amor perdido en el universo...

Me gustaría no tener que aferrarme tanto a mis recuerdos, poder vivir mi amor en la realidad...no esconderte entre mis letras...revivir cada momento compartido...sin miedo al qué dirán... Si te causo dolor y sufrimiento déjame entrar en tus heridas y sanarlas con mis besos...Quisiera no ser tan transparente...no dejarte ver mis sentimientos heridos...no enseñarte mi dolor...

Quisiera no caerme tantas veces...y volverme a levantar...no duele la caída...duele levantarme en soledad... El suelo de la realidad está cubierto por una alfombra de cristales rotos, con los pies descalzos debo de caminar por la vida…quisiera poder alzar el vuelo y quedarme eternamente en mi nube, mi guarida, donde nadie pueda ver mis heridas ni siquiera tu, mi amor…

Quisiera amarte libremente...amargo castigo que me ha impuesto el destino... no poder amarte sintiéndote mío, amarte en cada latido de mi corazón...amarte con los cinco sentidos, olvidarme de saber que estas lejos, de no sentir tu calor... tu abrazo, tus besos…

Olvidarme para siempre que vivo en un castillo construido de sueños vividos, no temer que un huracán de racionalidad destruya tantos momentos compartidos…

Se me acaban las palabras mientras crecen los sentimientos…

miércoles, 6 de mayo de 2009

♥ - Si tú no estás.

Todavía en mi mente está grabada tu sonrisa,aún recuerdo como sonreías...,todavía mi cuerpo extraña el calor de una caricia, aquella que nunca llego y que soñé que yo tenía…

Aún sueño con acariciar tu barbilla, enredar mis manos en tu pelo y besar tus ojos al despertar en las mañanas, todavía esta tu nombre grabado en mi alma…

Y tu voz aun ronda en mi interior y mis labios te llaman sin quererlo yo, aún sueño en despertarme a tu lado y darte los buenos días amor…

Y aunque tus labios jamás me besaron, está tu sabor impregnado en mi piel, aún espero una palabra que me explique el porqué te calaste tan hondo en mi alma y está tu esencia en mi ser…

Soñé una vida contigo a tu lado amándote como nunca, con nadie, invente una vida junto a ti soñando, añorando despertar en tus brazos y dormirme abrazada contigo…

Desee como nadie y como jamás lo volveré a desear, compartir todos mis secretos, hablarte de mis fantasías y sueños y si era posible realizarlos todos contigo…

Y es que jamás había pensado en vivir una vida con alguien a menos que fuera contigo, mi capacidad de soñar se ha quedado a tu lado…

Y es que no quiero a mis sueños. Si tú no estás en ellos…

Image Hosted by ImageShack.us

miércoles, 29 de abril de 2009

♥ - Mi Ángel me devolvió a la Vida.

De repente comenzó a sentirse muy ligera, como si fuera aire, y una sensación de bienestar la envolvió.

Cerró los ojos intentando recordar, intentando situarse.

No entendía por qué se sentía tan desorientada a pesar de sentirse tan relajada, tranquila y protegida. Miró a su alrededor. Todo era luz, una luz cegadora, y paz, mucha paz.

En medio de todo aquello surgió una voz como de la nada.

Dios! esa voz que conocía y que llevaba tantos años echando de menos. Un escalofrió recorrió su espalda debido a la sorpresa..

- ¡Francisco!...Apenas podía hablar por la emoción.

Corrió hacia él para abrazarlo pero cuando lo alcanzó no pudo hacerlo. Se paró en seco y se le quedó mirando entre sorprendida y asustada. Él estaba quieto, observándola con ternura, y rodeado de luz. Parecía un ángel. De nuevo volvió a sentirse desorientada y cayó en la cuenta de algo.

.- Vida… ¿Por qué puedo verte ahora? ¿Dónde estamos? ¿Por qué me siento así? ¿Cómo estás? ¿Por qué te fuiste y me dejaste tan sola? ¿No sabes que te echo mucho de menos?

Las palabras, las preguntas, las exclamaciones, los sentimientos... todo se atropellaba en su boca.

.- Sé que tienes muchas dudas y muchas preguntas pero ahora no hay tiempo para eso. Ahora estoy aquí para ayudarte a recordar.

.- ¿Recordar?, ¿Recordar qué?

.- Ahora tienes que buscar en ti...

En medio de su estado de estupefacción intentó hacer lo que él le decía pero no era capaz. Estaba tan contenta de volver a verlo que ya no le importaba donde estaba o porqué, solo sabía que estaba a su lado, por fin, y que era feliz.

.- No me importa, no quiero saberlo. No sabes cuánto te he echado de menos.

.- Lo sé cielo, yo también te echo de menos pero, desde donde estoy, te veo cada día y cuido de ti y por eso ahora tengo algo importante que hacer. Mira esto y después escúchame.

Y entonces lo vio.

Se vio a sí misma, echada en la cama de un hospital. Estaba como dormida pero había cierta expresión de felicidad en su rostro.

Y él... Él estaba allí, sentado a su lado, sujetándola de la mano y llorando sin poder contenerse.

En ese momento comenzó a recordar:

Ella llevaba varios días triste, había llegado a pensar que él no la amaba y que nunca la amó, ya se había cansado de esperar y de luchar. A pesar de amarlo con locura, las dudas habían podido con ella y, aunque le dolió en el alma, decidió dejar todo.

Se despidió de él con un mensaje, sin atreverse a llamarlo y con la promesa de que no le molestaría más, pero que siempre estaría esperándole, fuera donde fuera.

Salió llorando y se subió al coche. Cuando iba por la carretera las lágrimas que empapaban su cara, a duras penas la dejaban verla. Se sentía desesperada, apagada y de pronto se sumergió en la oscuridad... hasta ahora.

.- Dios mío, ¿estoy muerta? En el accidente... ¿yo?

Es por eso... ¿Por eso te veo y puedo estar contigo?

.-No estás muerta, cielo. Por eso estoy aquí, solo pensaste que ya no te quedaba nada por lo que luchar y emprendiste el camino pero ya es suficiente, debes parar aquí y volver.

.- Pero si vuelvo dejaré de verte, no estaré contigo. Yo aquí ya no tengo nada. Quiero ir contigo.

.- Date la vuelta y mírale. Está ahí contigo, te ama. A pesar de tus dudas, te ama. Las cosas tampoco son fáciles para él, debes comprenderlo.

Confía en mí, su amor es verdadero. Llevas días en coma y no se ha movido de tu lado. Lleva días llorando, acariciándote y besándote para que despiertes. Se siente responsable y nunca podría perdonarse él perderte.

Tienes que ayudarle, tienes que volver y debéis comenzar de nuevo, pero juntos. Él ya ha tomado su decisión, ha tardado pero la sola idea de perderte le abrió los ojos. Ya la había tomado antes de que recibiera el mensaje. Salió en tu busca para decírtelo. Quería dejarlo todo por ti... pero tú no lo sabías y dejaste de luchar. Por eso estas aquí.

Se encontraba conmocionada pero le hizo caso y lo miró de nuevo.

Él estaba desesperado, abrazándola, llorando, susurrándole al oído, pidiéndole por favor que no lo abandonara. Le decía que la amaba y que no podría vivir sin ella.

.- ¿Lo ves? Todavía te quedan muchas cosas por las que vivir. Puedes volver allí con toda la seguridad de que eres lo más importante para él. Vuelve a la vida que aún no ha llegado tu hora.

.- Si vuelvo no te veré más... Yo le amo con locura.

Estaba confusa pero algo en su interior le hizo ver que Francisco tenía razón. Todavía le quedaban muchas cosas por hacer antes de reunirse con él para siempre.

.- Gracias - Te quiero mucho. Gracias por devolverme a la vida. Te echaré de menos.

.- Yo también, cielo. Acuérdate que desde aquí siempre velaré por ti. Ahora vuelve y sé feliz... para siempre.

Entonces si pudo abrazarlo con ternura, un último abrazo, y emprendió el camino de vuelta.

En la habitación del hospital, él seguía abrazándola, lloraba desesperado.

Entonces ella se movió.Abrió los ojos y lo miró.

. - Te amo, le dijo.

.- Dios, mi niña!, al fin has vuelto, (las lágrimas que ahora bañaban sus ojos eran de pura alegría y felicidad).

Yo también te amo. Tenía tanto miedo a perderte.

. - Alguien me dio un buen consejo para que regresara a tu lado.Ambos se fundieron en un abrazo, que significaba el principio de su nueva vida juntos.

Tenían que aprovechar la oportunidad que el destino les había dado y ellos sabían cómo hacerlo.

Mientras, en su interior, ella le daba las gracias de nuevo al que siempre será su AMOR ETERNO.

Desde arriba, Francisco los miraba sonriendo.

.- Te quiero y siempre estaré a tu lado.

Image Hosted by ImageShack.us