El vídeo contiene un poema recitado, si deseas escucharlo, silencia el reproductor que se encuentra en la parte inferior derecha del blog.

Gara o Caprice, pero siempre...Sara.

Mi Libro

Image Hosted by ImageShack.us

Pulsa en la imagen y consíguelo.

miércoles, 29 de abril de 2009

♥ - Mi Ángel me devolvió a la Vida.

De repente comenzó a sentirse muy ligera, como si fuera aire, y una sensación de bienestar la envolvió.

Cerró los ojos intentando recordar, intentando situarse.

No entendía por qué se sentía tan desorientada a pesar de sentirse tan relajada, tranquila y protegida. Miró a su alrededor. Todo era luz, una luz cegadora, y paz, mucha paz.

En medio de todo aquello surgió una voz como de la nada.

Dios! esa voz que conocía y que llevaba tantos años echando de menos. Un escalofrió recorrió su espalda debido a la sorpresa..

- ¡Francisco!...Apenas podía hablar por la emoción.

Corrió hacia él para abrazarlo pero cuando lo alcanzó no pudo hacerlo. Se paró en seco y se le quedó mirando entre sorprendida y asustada. Él estaba quieto, observándola con ternura, y rodeado de luz. Parecía un ángel. De nuevo volvió a sentirse desorientada y cayó en la cuenta de algo.

.- Vida… ¿Por qué puedo verte ahora? ¿Dónde estamos? ¿Por qué me siento así? ¿Cómo estás? ¿Por qué te fuiste y me dejaste tan sola? ¿No sabes que te echo mucho de menos?

Las palabras, las preguntas, las exclamaciones, los sentimientos... todo se atropellaba en su boca.

.- Sé que tienes muchas dudas y muchas preguntas pero ahora no hay tiempo para eso. Ahora estoy aquí para ayudarte a recordar.

.- ¿Recordar?, ¿Recordar qué?

.- Ahora tienes que buscar en ti...

En medio de su estado de estupefacción intentó hacer lo que él le decía pero no era capaz. Estaba tan contenta de volver a verlo que ya no le importaba donde estaba o porqué, solo sabía que estaba a su lado, por fin, y que era feliz.

.- No me importa, no quiero saberlo. No sabes cuánto te he echado de menos.

.- Lo sé cielo, yo también te echo de menos pero, desde donde estoy, te veo cada día y cuido de ti y por eso ahora tengo algo importante que hacer. Mira esto y después escúchame.

Y entonces lo vio.

Se vio a sí misma, echada en la cama de un hospital. Estaba como dormida pero había cierta expresión de felicidad en su rostro.

Y él... Él estaba allí, sentado a su lado, sujetándola de la mano y llorando sin poder contenerse.

En ese momento comenzó a recordar:

Ella llevaba varios días triste, había llegado a pensar que él no la amaba y que nunca la amó, ya se había cansado de esperar y de luchar. A pesar de amarlo con locura, las dudas habían podido con ella y, aunque le dolió en el alma, decidió dejar todo.

Se despidió de él con un mensaje, sin atreverse a llamarlo y con la promesa de que no le molestaría más, pero que siempre estaría esperándole, fuera donde fuera.

Salió llorando y se subió al coche. Cuando iba por la carretera las lágrimas que empapaban su cara, a duras penas la dejaban verla. Se sentía desesperada, apagada y de pronto se sumergió en la oscuridad... hasta ahora.

.- Dios mío, ¿estoy muerta? En el accidente... ¿yo?

Es por eso... ¿Por eso te veo y puedo estar contigo?

.-No estás muerta, cielo. Por eso estoy aquí, solo pensaste que ya no te quedaba nada por lo que luchar y emprendiste el camino pero ya es suficiente, debes parar aquí y volver.

.- Pero si vuelvo dejaré de verte, no estaré contigo. Yo aquí ya no tengo nada. Quiero ir contigo.

.- Date la vuelta y mírale. Está ahí contigo, te ama. A pesar de tus dudas, te ama. Las cosas tampoco son fáciles para él, debes comprenderlo.

Confía en mí, su amor es verdadero. Llevas días en coma y no se ha movido de tu lado. Lleva días llorando, acariciándote y besándote para que despiertes. Se siente responsable y nunca podría perdonarse él perderte.

Tienes que ayudarle, tienes que volver y debéis comenzar de nuevo, pero juntos. Él ya ha tomado su decisión, ha tardado pero la sola idea de perderte le abrió los ojos. Ya la había tomado antes de que recibiera el mensaje. Salió en tu busca para decírtelo. Quería dejarlo todo por ti... pero tú no lo sabías y dejaste de luchar. Por eso estas aquí.

Se encontraba conmocionada pero le hizo caso y lo miró de nuevo.

Él estaba desesperado, abrazándola, llorando, susurrándole al oído, pidiéndole por favor que no lo abandonara. Le decía que la amaba y que no podría vivir sin ella.

.- ¿Lo ves? Todavía te quedan muchas cosas por las que vivir. Puedes volver allí con toda la seguridad de que eres lo más importante para él. Vuelve a la vida que aún no ha llegado tu hora.

.- Si vuelvo no te veré más... Yo le amo con locura.

Estaba confusa pero algo en su interior le hizo ver que Francisco tenía razón. Todavía le quedaban muchas cosas por hacer antes de reunirse con él para siempre.

.- Gracias - Te quiero mucho. Gracias por devolverme a la vida. Te echaré de menos.

.- Yo también, cielo. Acuérdate que desde aquí siempre velaré por ti. Ahora vuelve y sé feliz... para siempre.

Entonces si pudo abrazarlo con ternura, un último abrazo, y emprendió el camino de vuelta.

En la habitación del hospital, él seguía abrazándola, lloraba desesperado.

Entonces ella se movió.Abrió los ojos y lo miró.

. - Te amo, le dijo.

.- Dios, mi niña!, al fin has vuelto, (las lágrimas que ahora bañaban sus ojos eran de pura alegría y felicidad).

Yo también te amo. Tenía tanto miedo a perderte.

. - Alguien me dio un buen consejo para que regresara a tu lado.Ambos se fundieron en un abrazo, que significaba el principio de su nueva vida juntos.

Tenían que aprovechar la oportunidad que el destino les había dado y ellos sabían cómo hacerlo.

Mientras, en su interior, ella le daba las gracias de nuevo al que siempre será su AMOR ETERNO.

Desde arriba, Francisco los miraba sonriendo.

.- Te quiero y siempre estaré a tu lado.

Image Hosted by ImageShack.us

viernes, 24 de abril de 2009

♥ - Más que Ayer,Menos que Mañana.

Me gusta pasear en tu aroma
refrescando mis sentidos,
en ese olor a café
y a hombre que huele a pino.

Me gusta leer tus manos
donde se encuentra el destino,
marcado en esas líneas
donde yo estoy contigo.

Me gusta beber tu aliento
y escuchar esa voz ronca,
que me hace temblar por dentro
.¡Me gusta todo de ti!

Tus rosas y tus luceros
tus besos que van perdidos,
buscando mis labios rojos
donde se duerme el delirio.

Me gustas en el silencio
cuando te veo dormido,
y me gustan tus lunares,
cuando los cuento y los miro.

Me gusta cuando me abrazas
y me gustan tus latidos,
juntitos de pecho a pecho
los tuyos los siento míos.

¡Ay, mi amor como me gustas!
Y me gustan tus suspiros,
esos que despiertan ganas
de irme al cielo contigo.

Pero lo que más me gusta
es cuando dices que me amas,
entonces pierdo la calma
y libre te entrego el alma.

Y terminando te digo,
que hoy me gustas más que ayer,
pero menos que mañana.

martes, 21 de abril de 2009

♥ - La caricia perdida.

Se me va de los dedos la caricia sin causa,
se me va de los dedos... En el viento, al pasar,
la caricia que vaga sin destino ni objeto,
la caricia perdida ¿quién la recogerá?

Pude amar esta noche con piedad infinita,
pude amar al primero que acertara a llegar.
Nadie llega. Están solos los floridos senderos.
La caricia perdida, rodará... rodará...

Si en los ojos te besan esta noche, viajero,
si estremece las ramas un dulce suspirar,
si te oprime los dedos una mano pequeña
que te toma y te deja, que te logra y se va.

Si no ves esa mano, ni esa boca que besa,
si es el aire quien teje la ilusión de besar,
oh, viajero, que tienes como el cielo los ojos,
en el viento fundida, ¿me reconocerás?

Alfonsina Storni.

Image Hosted by ImageShack.us


Regálale a mi deseo
el refugio de tus caricias...

lunes, 13 de abril de 2009

♥ - Tu sonrisa de niña.

Esa frase resuena en mi mente mientras el agua golpea con furia los cristales de la ventana…Me voy perdiendo entre los recuerdos, mientras una sonrisa empieza a dibujarse en mi cara…

Recuerdas mi amor?, en un día lluvioso como el de hoy te conocí, te había estado escuchando en la radio como cada tarde, desde hacía ya…,casi un año, que al encenderla, descubrí tu dulce voz…

Esa tarde llovía como hoy, NO, aún más fuerte, había una tormenta que provocaba cortes de luz, la frecuencia de la radio iba y venía, hasta que hubo un apagón general y te perdí……

Tu sonrisa de niña…, eso fue lo último que escuché, inquieta caminaba de un lado para otro de la casa, intentaba buscar una vela y esperaba ansiosa la vuelta de la luz, mientras pensaba como me gustaría ser esa niña que a tu lado estuviera entregándote mil y una sonrisas…

Desde aquel día... hasta que mi corazón dejo de latir, cada caricia que me brindabas, cada palabra que me susurrabas, grabó a fuego tu nombre en mi alma... y a las puertas de cielo llegué con tus lágrimas de amor como equipaje... y me convertí en Ángel, tú Ángel.... con alas de terciopelo blanco... velando cada noche desde entonces tus sueños,...y así será, hasta el día en que venga a llevarte conmigo... y nuestras almas se abracen eternamente.

♥ - ♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥♥ - ♥

No quería despertarme. Aquel maldito despertador anunciándome un nuevo día, como lo odiaba, abrí los ojos y te buscaba con la mirada.

¿Por qué? ¿Por qué ella? Me pregunto cada mañana, ¿Por qué no me llevaste a mí? ¿Por qué no vienes ya por mi, cielo?

Amanecer del sol frío, luz que ilumina la nada, ruedan sobre el colchón caricias, tu sonrisa de niña sobre la almohada, no tiene sentido esta vida sin ti, sin ti no tiene sentido nada.

Aquella noche me salvaste cuando iba en tu busca, recuerdo como lo atribuí a la ventisca que había, pero al oírlo por segunda vez no tuve duda alguna, era tu voz la que escuchaba, pensé que me estaba volviendo loco, pero pensé también que me esperabas, que me llamabas y más convencido aún en el mar me adentraba.

Pero entonces sentí el contacto sobre mi hombro y al girarme allí estabas tú, tan bella, como si la Luna hubiera descendido hasta la playa, diciéndome que me acercara.

Y entonces la vi, aquella sonrisa de niña, tal como la vi la primera vez. En ese instante, no sé cuánto tiempo transcurrió pero quería detenerlo, ser parte de ese momento para siempre. Allí estabas ante mí, llévame te decía, llévame contigo hacia donde solo existas tú.

No pude evitar las lágrimas, aquellas que lloré ante tu cuerpo yacente intentando con ellas devolverte la vida; llévame te decía, lleno de rabia contra el cielo, de ira contra el destino, lleno de amor hacia ti, solo deseaba estar contigo, compartir la eternidad junto a ti sin importarme en qué lugar, sin importarme nada más que tú, porque tú mi amor eras mi vida.

Llueve, apenas sale el Sol de entre las nubes, me apoyo sobre la misma ventana en que te veía al despertar. No salgas Sol, deja que la noche sea eterna, quiero verla de nuevo aparecer en mis sueños, Luna, sé que estás ahí, intercede con el Sol por favor, concédeme ese sueño eterno junto a ella, donde no haya más amanecer que el brillo de su sonrisa, donde no haya más estrellas que sus ojos.

Del viento surgían susurros de amor que entraban por la ventana, era su voz!!

- Ven… es el momento ven...

¿Estaba soñando? Y si lo estaba, no era lo que deseaba? Eres tú cielo, sí? Es el momento? Voy mi amor, espera un segundo.

Me dirigí hacia la radio, aquella vieja radio que conservabas, recuerdas mi amor? Era una tormenta como la de hoy y mi voz se apagó.

Hoy no habrá tormenta que la apague, ni muerte que detenga mi corazón, porque en ella habito desde que no estás aquí amor mío, y hoy, vuelvo a vivir, eternamente a tu lado.Mi amor…

Allá abajo, un cuerpo yace sobre el asfalto…

- Estoy aquí cariño, te esperaba…- Vida…tu sonrisa de niña...

© Gara&Carlos.

Image Hosted by ImageShack.us

lunes, 6 de abril de 2009

♥ - Nadie como tú.

Nadie que no fueses tú podría haber despertado mi corazón dormido, devolviéndole el deseo de amar.

Nadie que no fueses tú habría podido hacer de mi alma su morada, abrigándola con amor.

Nadie que no fueses tú habría hecho que desease morir de amor, para volver a nacer y amarte una y otra vez.

Nadie que no fueses tú podría hacer de mis noches oscuras, los sueños tan brillantes.

Nadie que no fueses tú habría encendido la pasión en mí, haciéndome desear con intensidad llegar a tus labios.

Nadie que no fueses tú haría que todo mi cuerpo vibrase, tan solo con oír tu voz.

Nadie que no fueses tú habría hecho que cada día al despuntar el sol, lo reciba con una sonrisa de felicidad.

Nadie que no fueses tú habría conseguido que desee mil veces la soledad.

Nadie que no fueses tú, habría conseguido que las lágrimas de mis ojos volviesen a brotar de tristeza y felicidad.

Nadie que no fueses tú haría que te buscase en cada nota, en cada melodía, en cada canción.

Nadie que no fueses tú haría de mis momentos si ti, una tortura eterna donde la tristeza se apodera de mí.

Nadie que no fueses tú porque no hay nadie cómo tú, de quien yo hubiese podido enamorarme.

Nadie que no fueses tú porque no hay nadie, nadie cómo tú.

Nadie como tú para abrazarme fuertemente y amarme tiernamente toda la noche.

Nadie como tú para ser parte de los secretos de mi corazón.

Nadie como tú para compartir cada beso que me llena de felicidad y nadie como yo para vivir un amor cada día más especial.

Para mí nunca habrá nadie como tú.

Nadie será como tú, pues tienes el don de cambiarme cualquier día.

Sólo tú, como un ángel del cielo, eres el que estas en mi sueños y ocupas mis desvelos.

Eres tú con sonrisa divina, el que es dueño de mi vida e inspirador de mis fantasías.

Eres tú con mirada profunda, quien mis pensamientos inunda.

Si tú supieras que desde que te conocí, mi vida cambió por completo.

Si tú supieras que mi corazón solo late por ti y lo único que anhela es contigo estar.

Si tú supieras que tu nombre corre por mi sangre.

Si tú supieras que por ti llegaría a lo imposible y daría hasta mi vida de ser necesaria.

Las ansias de estar contigo, crean en mí una necesidad más grande que el agua o el mismo aire que respiro.

Si tú supieras que yo sólo vivo para ti, desde el momento en que te conocí…

Te Quiero.