El vídeo contiene un poema recitado, si deseas escucharlo, silencia el reproductor que se encuentra en la parte inferior derecha del blog.

Gara o Caprice, pero siempre...Sara.

Mi Libro

Image Hosted by ImageShack.us

Pulsa en la imagen y consíguelo.

lunes, 28 de septiembre de 2009

♥ - Dos Extraños. - III

Con las manos temblorosas, cojo la copa que me ofrece y tímidamente le sonrío.

- ¿Cómo te encuentras? – me pregunta.
- Bien, algo aburrida.
- ¿No te gusta la fiesta?
- Sinceramente, no.
- A mí tampoco, demasiada gente... ¿Dónde ibas?
- A proa, a tomar un poco de aire.
- Te acompaño


Para ir hasta allí, había que atravesar casi por el medio de donde estaban bailando, él iba delante abriendo paso, entre la gente se encontraban mis amigas Eva, Olga y Carla, las cuales me cogieron para que bailara, yo no quería, lo perdería entre tanto barullo, intente soltarme pero me era imposible, no me dejaban, él se había quedado parado en un rincón, esperándome.

Imagino que se dio cuenta de que quería salir de allí, porque empezó a caminar hacia mí y cuando estaba cerca me extendió su mano y ante las miradas de sorpresa de mis amigas, la dí la mía y me marché.

Al fin llegamos.

- Gracias – le dije.
- Ha sido un placer, te vi. algo apuradilla.
- La verdad es que si, luego me disculparé con ellas.
- ¿No te gusta bailar?
- Me encanta, pero está demasiado cargado… Y a ti, ¿te gusta?
- Bueno… me defiendo – me respondió, guiñándome un ojo.


Ese gesto hizo que me estremeciera, me apoyé en la barandilla y él se dio cuenta.

Acercándose a mí. me dijo:

- ¿Tienes frío?
- No…
- Se ha levantado un poco de rasca, deja que te ponga mi chaqueta.


Me la puso sobre los hombros y sentí sus manos en mi nuca tocándome el pelo y sacándolo fuera de la chaqueta, de nuevo volví a estremecerme, parecía boba, me separé un poco de él y comencé a caminar, me giré y lo miré, estaba encendiéndose un cigarrillo, embelesada me quede mirando parte de su torso que quedaba al descubierto, al tener la camisa dos botones desabrochados.

Era el hombre más sensual y atractivo que jamás había visto, levanté mis ojos hacia los suyos y me di cuenta de que me estaba mirando, avergonzada retiré la mirada y la fijé en el mar.

Tenía calor, mucha, no sé si era provocada por la visión, porque él me pillara mirándole o por ambas cosas.

Absorta en mis pensamientos, no me di cuenta que de fondo sonaba una canción de Kenny G, hasta que no sentí una respiración detrás de mí, que hizo que me volviera, estaba mirándome, sentí sus manos en mi cintura, acercándome a él, alce mis brazos y rodee su cuello.

Me dejé llevar por la música y por la magia que en ese momento nos envolvía, sentía su mano derecha en mi cintura y la izquierda en mi espalda, apoyé la cabeza en su pecho y comenzamos a bailar…más bien a flotar porque así es cómo me sentía.

La música cesó, pero seguíamos abrazados, sentí como sus labios acariciaban mi frente e iban bajando hacia mis ojos besándolos, moví mi cabeza hacia arriba, mis ojos miraban los suyos, sus labios, se acercaban a los míos, casi rozándolos…

- Niña, ¿dónde te metes? – dijo Eva, rompiendo el momento.

La fulminé con la mirada.

- Lo siento – dijo y se marchó.

Image Hosted by ImageShack.us

(Continuará)

jueves, 24 de septiembre de 2009

♥ - Solo estoy Durmiendo.

- Alex… ¿Estás dormido?.

- No, Sara… Solo estoy durmiendo.

- Alex... ¿qué sueñas?.

- Sueño con una paz conquistada a través de la razón. Una Paz meciéndose en el Silencio.

- Estoy segura de que en ese paisaje que sueñas hay Alondras.

- Es cierto, Sara. hay Alondras con plumaje azul.

- ¿Azul como el Mar?.

- Como el mar, como el cielo, como la amatista amando a la Libertad.

- ¿Y qué más hay en tu sueño?.

- Hay una especie de colina habitada por los Duendes de la Sonrisa.

- Y... ¿quiénes son los Duendes de la Sonrisa?.

- No lo sé exactamente. Quizás sean solo poemas desprendidos de algún atardecer.

- Cómo quisiera ser yo transfiguración de la Poesía!.

- ¿Y quién te dice que no lo eres ya?.

- No sé... A veces pienso que no soy de este mundo..

- ¿Por qué, Sara?.

- Porque me noto paloma en vez de halcón.

- Posiblemente.

- ¿Qué estás pensando, Alex?.

- No estoy pensando... sólo pienso...

- Entonces... ¿en qué lugar de tu paisaje ubicas mi Existencia?.

- En el punto equidistante entre la Palabra y su Eco.

- Espera, Alex... yo no soy Palabra, yo no soy Eco, yo sólo soy Mujer.

- Por eso precisamente, Sara... por eso...

- Alex... una Mujer sólo es un ser humano...

- Una Mujer también es, muchas veces, un ser divino.

- ¿Tú crees que yo puedo ser alguna vez divina?.

- Sara... muchas veces eres más que humana. Por eso en algunos momentos piensas que no eres de este mundo.

- Cómo me gustaría ser sólo un manantial!.

- ¿Un manantial?.

- Sí. Un manantial de Paz para tu Sueño.

- Sara... ¿estás dormida?.

- No, Alex… sólo estoy durmiendo...


Image Hosted by ImageShack.us

lunes, 21 de septiembre de 2009

♥ - Dos Extraños. - II

El día amanece soleado y yo me siento feliz, no sé el motivo, pero así es, empiezo a tararear una canción, cuando me doy cuenta que es la misma que anoche le oí a él, se me dibuja una sonrisa y mi pensamiento vuela.

- ¿Volveré a verlo?

Sacudo mi cabeza, como intentando alejar mi pensamiento, me pongo a trabajar, llega la hora de la comida, tomo algo y me recuesto un poco…

- Que nochecita me espera, ufff

Suena el teléfono, es mi amiga Eva

- Hola nena, ¿preparada para la fiesta?
- Hola Eva, la verdad es que estaba pensando en eso ahora mismo y no me apetece nada de nada.
- ¿Cómo que no te apetece?, que boba, con lo bien que lo vamos a pasar.
- Estas fiestas grandes en los yates no me gustan, mucha gente, muchos desconocidos…aunque…- De nuevo acude a mi mente la noche anterior
- Aunque… ¿Qué?
- Nada, cosas mías
- Bueno, pasamos a por ti a las diez, besos.
- Besos.


El sonido del despertador hace que abra los ojos, me había quedado dormida después de hablar con mi amiga.

- Las ocho!!!, me quedan dos horas para ducharme y arreglarme, que pocas ganas que tengo, pero si les digo que no voy, tengo a Eva dándome la brasa, hasta que lo haga…en fin...

Al acabar la ducha y secarme el pelo, regreso a mi habitación para arreglarme, me acerco a la ventana por la cual se filtra una pequeña luz brillante, fuerte, al mirarla me transporto, quedando presa en el recuerdo de anoche, buscando esos ojos negros, evocando su voz, su dulce sonrisa, sus gestos y un escalofrío recorre todo mi cuerpo.

- Esto es de locos, estoy pensando en alguien que no conozco.

Termino de arreglarme y bajo al portal para esperar a mis amigos.

- La noche está preciosa, al final hice bien en ponerme el vestido negro - pensaba

Delante de mí se para un coche…

- Vamos nena, que ya llegamos tarde – Dice Eva
- Si es que sois unos impuntuales, me dijiste a las diez y ya son las diez y veinte
- Díselo a los niños y al dichoso fútbol. Menos mal que no tardamos nada en llegar.

En el coche íbamos cuatro, Eva, su novio, su primo y yo, los dos chicos se pusieron a charlar sobre el partido, nosotras sobre la fiesta.

Llegamos a Marbella, al puerto, donde estaban los demás amigos esperándonos y la fiesta.

- El Yate es inmenso - comenta un amigo
- Es que más bien es un barco – comenta otro


Entramos dentro, los chicos como de costumbre se fueron a la barra, nosotras al tocador, charlamos sobre la decoración, la música y la cantidad de gente que había.

Al salir, nos dirigimos hacia donde estaban los demás. Ya estábamos todos juntos, la fiesta nada más que había hecho empezar y yo me aburría, música alta, mucho humo, mucho ligón suelto...

- Chicos voy a dar una vuelta, hasta luego – les dije a mis amigos

Me dirijo hacia la proa, necesito tomar un poco de aire fresco, cuando se me cruza un camarero, lleva una bandeja con un Martini.
Uf... alcohol... pero es que tengo tanta sed...

Al ir a coger la copa, mis dedos rozan otros dedos que también la cogen, levanto la vista y siento que el corazón me da un vuelco, esos ojos, ese brillo en ellos, esa sonrisa…



Image Hosted by ImageShack.us

(Continuará)

sábado, 19 de septiembre de 2009

♥ - Dos Extraños. - I

Ayer...día de recuerdos...de lágrimas...de viento,...de lluvia, sentimientos que se agolpan, dudas que surgen, inquieta camino de un lado para otro por mi casa, una sensación de angustia me recorre y necesito salir a respirar, siento que me falta el aire.

Salgo a la calle y dejo que mis pasos me guíen y lleven hacia mi refugio, una calita junto al mar, me acerco a las rocas y saltando entre ellas, busco un sitio para sentarme... Las olas rompen con furia y mojan mi cara, se vuelven a llenar mis ojos de lágrimas que salen con fuerza, transcurren cinco, diez, quince minutos, no lo sé...oigo pasos, tengo frío, sin embargo una sensación de calma me invade.

Una sombra en mi espalda hace que me gire y vea reflejada la luna en unos ojos grandes, negros, el brillo que desprende es casi cegador, una voz dulce me saca del estado de “encantamiento” en el que me encuentro.

- Hola, ¿te importa que comparta tus silencios y tus lágrimas?

Lejos de asustarme, asentí con la cabeza, se sentó a mi lado y sonrió, al mirarlo descubrí una sonrisa y una mirada cálida, me fijé en su ropa, iba elegantemente vestido, de forma discreta pero moderna.

Aparto la mirada, contemplo el mar y me pierdo de nuevo en mis recuerdos, cuando de repente escucho una voz que me saca de ellos.

- ¿Fumas?
- No.


Me sonríe, se incorpora, se quita su chaqueta y me la pone en los hombros.

- Estas helada.
- Gracias.


Sentándose de nuevo a mi lado, comienza a tararear una canción.

- ¿Qué tipo de música te gusta?- me pregunta.
- Depende del momento, aunque me encanta Kenny G.
- Es genial éste músico, te lanza a un mundo de sueños, solo con escucharlo.
- Si…
- No te veo muy convencida, ¿no lo crees así?
- Empiezo a no querer creer en los sueños.
- ¿Por qué?, no es malo soñar.
- Duele despertar y no encontrar lo soñado
- Pero son momentos felices los que se viven, hasta lograr hallarlo.
- No sé…



Me levanto, no quiero continuar hablando, me quito la chaqueta y se la doy.

- Gracias, tengo que marcharme.
- Espero no haberte molestado.
- No…
- Si alguna vez, quieres volver a compartir tus silencios y lágrimas, cada noche estaré por aquí.
- Buenas noches – le dije en un murmullo.
- Buenas noches – respondió con su dulce voz.


No había dado ni cinco pasos, cuando me di cuenta de que me encontraba pensando en él, en el brillo de sus ojos y en el tono de su voz…

- ¿Qué hará aquí a estas horas, se encontrará como yo?

Me giré, mi mirada lo buscaba, pero ya no estaba, despacio, tranquila y con el pensamiento puesto en todo lo acontecido, regresé a mi casa…

Image Hosted by ImageShack.us



(Continuará)

martes, 15 de septiembre de 2009

♥ - La Sirenita.

La sirenita en busca del amor, llegó a sus aguas,
aguas de un mar enturbiado por la traición,
y se adentro temerosa en su mundo encantado,
cual niña desamparada en busca de su calor.

Sintió el calor de sus brazos,
sus suspiros se escapaban,
su corazón palpitaba,
repleto por la pasión.

Fue tanto el amor recibido
de aquel mar embravecido,
que eran la conjunción perfecta
la ternura del amor...

La novia mas orgullosa era aquella sirenita,
lo único que pretendía era la pureza de su amor,
no quería perfumes, ni riquezas,
porque la perla más grande estaba en su corazón...

Pero una tarde maldita,
se avecino la tormenta,
y el viento sopló tan fuerte
que de su amor la aparto,
y así sin ninguna defensa,
sola y desamparada,
a otro puerto llego...

Hoy cuentan los pescadores
que en noches de luna llena,
encima de una piedra
entre flores y perfumes
aparece una sirena...

Y que a los pies de otros mares,
con la mirada perdida
se la puede oír cantar
antes de quedar dormida...

Dicen que cuando se la ve,
hay lágrimas en sus ojos,
dicen que perdió su rumbo
que no encuentra consuelo,
y que solo repite un nombre...

Image Hosted by ImageShack.us


El del hombre de sus sueños...

sábado, 12 de septiembre de 2009

♥ - Deseo

Deseo que tu nuevo amor
te de cien veces
lo que yo te he dado,
para que sientas con ella
que aún permanezco a tu lado.

Deseo que te ame mucho,
que muerda en cada beso tu boca
que sientas cuando la ames,
que con tus manos me evocas.

Deseo que se apriete a tu cuerpo
que su pecho se pegue a tu espalda,
que diga entre gemidos tu nombre
y no descubra...
que tú el mío callas...


Image Hosted by ImageShack.us

martes, 8 de septiembre de 2009

♥ - El Mar y su Rumor.

Luna llena, playa solitaria…
unas miradas que se buscan,
unas manos que se encuentran
dos cuerpos desnudos, fundiéndose,
como si fuesen solo uno.

Labios deseosos
lenguas ardientes…
caricias sin rubor
suave aroma, dulce sabor
pasión desatada, intenso placer.

Gemidos…excitación
a lo lejos solo se escucha
El mar y su rumor….

Image Hosted by ImageShack.us

viernes, 4 de septiembre de 2009

♥ - El hombre que yo quiero.

Eres el brillo de una estrella, que surca el firmamento
dejando con su paso, un suspiro y un lamento
eres una sombra, que se desvanece por momentos
pero que se muestra intensa y firme
cuando menos me lo espero.

Eres enfermedad y remedio al mismo tiempo,
revuelves mi vida y trastornas mi pensamiento
por ti cuando lloro, rio… y cuando rio,
de mis ojos brotan las más dulces lágrimas de amor.

Eres quien quiere todo y no pide nada
quien grita cuando debe callar,
y calla, cuando quisiera que de esa boca
salieran aquellas palabras que tanto deseo escuchar.

Eres la tortura que acribilla mis sueños,
el suave dolor que quiebra lentamente mi pecho
la adicción de la que no quiero recuperarme nunca,
mi locura y cordura, mi calma y desconsuelo.

Eres mi tierno paisaje mañanero
mis tardes calurosas, mis noches de desvelos,
el peligro que me acecha
cuando de mi se apodera el miedo
mi verdugo y mi valiente caballero.

Eres mi alegría y mi tristeza,
mi felicidad y mi sufrimiento
eres todo en esta vida,
el bien y el mal en un mismo cuerpo
Santo y Demonio de mi mundo
Eres tú, el hombre que yo quiero.



Image Hosted by ImageShack.us

martes, 1 de septiembre de 2009

♥ - Con o sin Motivos.

TENDRÍA...

que darte mil motivos para que digas ¡te quiero!,acaso cuando supieras que en realidad lo sientes.
Tendría que hacerte saber que eres dueño de cien verdades,acaso en esa boca que deseo y que bendigo.
Tendría que festejar el habernos conocido,acaso el día que naciera el júbilo.
Tendría que hacerte saber que soy muy tuya,acaso en la mirada que se ahoga en tu río.
Tendría que hacerte feliz un tiempo libre y eterno acaso en el detalle, de contemplarte cierto.


TENDRÍAS...

que darme muchos motivos para decir te quiero acaso la llamada para decir te amo.
Tendrías que desearme con mil nuevos anhelos acaso al demostrarme, ¡cuánto es eso!
Tendrías que depositar millones de besos en mi piel acaso una noche que naufragáramos por completo.
Tendrías que enseñarme que puedo contar contigo acaso entre tus brazos, mientras estoy dormida.
Tendrías que hallar la forma de que olvidara el miedo acaso en la ternura de saber que reímos.


TENDRÍAMOS...

que ver amanecer juntos acaso en silencio...abrazados.
Tendríamos que volver a enamorarnos acaso un día cualquiera.
Tendríamos que hacernos el amor acaso en el deseo de no rompernos.
Tendríamos que bebernos uno al otro acaso en la libertad de ser verdaderos.
Tendríamos que estar ¡bien muertos!acaso en tinieblas, para olvidar querernos.
Tendríamos que aprender a aceptarnos acaso en el momento en que supiéramos que amar, es nuestros motivo.
Tendríamos que seguir siendo amigos acaso al asumir que todo tiene fin.
Tendríamos que vivir en otra vida acaso sin tener y sin acaso.
Solo porque el "amor", ¡bien mío!no merma, no aprisiona, no hastía,no cansa, no conoce de distancias y... no tiene para existir motivos.


Image Hosted by ImageShack.us


...Y me has dado los motivos... para saber, que el olvido tampoco tiene motivos...

♥ - MOMENTOS y El Jardín de la Nostalgia.

Image Hosted by ImageShack.us

Gara o Caprice, pero siempre...Sara.